*

La región, con más necesidades
Un niño que vive en una provincia del noroeste argentino tiene 6,5 veces más posibilidades de sufrir privaciones que uno que nació en la Ciudad de Buenos Aires, según Unicef.
En un informe integral que la organización difundió a fin de año sobre la situación de laprimera infancia, llamó la atención sobre la desigualdad en el acceso a la contención o la educación, y también insistió en los datos sobre necesidades económicas en la niñez que se hicieron públicos en reiteradas oportunidades a lo largo de 2016.
La pobreza está infantilizada: el 30 por ciento de los chicos son multidimensionalmente pobres y en los menores de 5 años el porcentaje llega a 34,4 por ciento, según destaca el documento en el que Unicef expresó su posicionamiento sobre la realidad de los niños y niñas.
Además, la probabilidad de que un chico viva situaciones de pobreza infantil es 10 veces superior si sus padres solo completaron la primaria que si sus padres completaron la educación superior.
"Es necesario incluir a los niños de hasta cinco años en un sistema de protección social de calidad y promover su desarrollo integral, así como asegurar la inversión social en la infancia, fortalecer una política nacional de cuidado, garantizar una educación de calidad para todos, reducir la mortalidad infantil y eliminar la desnutrición", planteó la organización.
En Argentina la oferta de educación inicial está destinada a los niños de 45 días a 5 años, y las salas de 4 y 5 años son obligatorias. El 96 por ciento de los niños de cinco años, el 81 por ciento de los niños de cuatro años y 54 por ciento de los de tres asisten a nivel inicial, mientras que el nivel de cobertura de las salas de 2 y salas maternales es inferior al 10 por ciento, detalló Unicef.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...