Todo indica que la esperada foto entre Mauricio Macri y Cristina Fernández de Kirchner tendrá que esperar al próximo 10 de diciembre. La reunión que la mandataria y el presidente electo mantuvieron ayer en la residencia presidencial de Olivos se cerró tras apenas 40 minutos sin imágenes ni demasiadas precisiones.
Macri no pudo hablar con los medios a la salida por la desorganización y solo pudo confirmar en una entrevista, horas mas tarde, que no se abordaron detalles de la transición. Sin reuniones con Cristina o ministros de la actual administración, la transición será apenas el traspaso del bastón presidencial.
Decepcionado, Macri afirmó que el encuentro "no valió la pena".
"Me dijo que me convocó para felicitarme personalmente antes de verme el 10 de diciembre. Hablamos formalidades de la reunión de traspaso. No hubo más que eso. Por eso fue tan corta", sostuvo el presidente electo con un notable tono de molestia.
En una entrevista que brindó por la noche al canal de cable TN, el líder del PRO añadió: "No valió la pena. La verdad que la reunión no tenía temario y sentí que no valía la pena pedir por esos temas", al hacer alusión a su preocupación sobre las posibles continuidades de la procuradora general, Alejandra Gils Carbó, y del presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, más allá del 10 de diciembre. Según Macri, la presidenta saliente le dijo que "va a haber un ministro para el traspaso los últimos días".
"Pero no me dijo quién", señaló, y, en ese sentido, agregó: "Tampoco acordamos una reunión de ministros hasta el 9 de diciembre" completó el ganador del balotaje que tendrá que esperar hasta el 11 de diciembre para conocer el estado real de la administración pública.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora