Sin dudas la ruta nacional 50, conocida como "ruta de la muerte", es una de las más peligrosas y mortales de la Argentina. Nace en el cruce con la ruta nacional 34 y la provincial 5, a la altura de Pichanal, y tiene una extensión aproximada de 73 kilómetros hasta llegar a Aguas Blancas.
En los últimos años se convirtió en una de las vías más peligrosas por la cantidad de víctimas fatales, sobre todo en el tramo que une Pichanal con Orán, donde hay una autopista en construcción desde hace ya nueve años, y en el tramo que cubre desde Orán hasta Aguas Blancas. Es una ruta angosta y con mucho tránsito, además de ser la única con conexión vial con la frontera boliviana.
Las altas velocidades, la negligencia, la falta de cumplimiento de las normas viales, conductores que abordan vehículos en estado de ebriedad y el deterioro de la calzada en algunos tramos son algunos de los factores que influyen y agravan el peligro de la "ruta de la muerte".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora