El Consejo Directivo de la Unión de Rugby de Buenos Aires sancionó con todo el peso del reglamento a Cipriano Martínez, el pilar de Pucará que le pegó una patada en la cabeza a un rival de San Albano. Tras escuchar las declaraciones de los protagonistas y testigos, ver las evidencias y cotejar con el reglamento, la cuenta dio una pena de 1.508 semanas (29 años) para el chaqueño de 25, que está inhabilitado para jugar, entrenar o dirigir hasta el 2045 (tendrá 54 años), a menos que prospere una futura apelación, aunque no la puede presentar antes de que se cumpla la mitad de la suspensión. Sí puede ir a los clubes o estadios y ver los partidos.

¿Cómo se llegó a esta cuenta? Disciplina elevó al CD una sugerencia con 12 agravantes y tres atenuantes, tras lo cual el consejo sumó y restó semanas, partiendo de la base que la acción fue tipificada como grave (también puede ser suave o moderada). La pena podría haber sido más amplia aún, pero el arrepentimiento del forward así como el pedido de disculpas hacia el agredido (Juan Masi) lo benefició.

Fuente: Olé

Embed


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿A cuál de los dos le tenés más fe para esta temporada del Federal A?

A Juventud Antoniana
A Gimnasia y Tiro
A ninguno de los dos
ver resultados

Importante ahora

cargando...