*

La sala nueva de CAPEC Tilcara tras dos décadas

TILCARA (Corresponsal). Susana Moreau nos recibe en el patio de la casona donde funciona el Centro Andino para la Educación y la Cultura. Al fondo, los albañiles ponen su último esfuerzo por concluir la sala teatral. Susana nos dice que quiere hacer un balance de lo hecho en el año, y que "el 15 de diciembre inauguramos este salón de 10 metros por 18 de largo, con un escenario importante, que ya era más que necesario tenerlo."

Nos dice que "a la vez que nos va a permitir hacer presentaciones, es un espacio para usos múltiples donde la parte cultural va a ser la principal." Nos habla de la elección que ha hecho el Instituto Nacional del Teatro para que allí se realicen muchas de sus actividades, "porque la sala va a estar equipada con sonido y luces únicos en la zona."

La obra se realizó gracias al aporte del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, y entonces pasa a hablarnos de la Escuela de Música, que es acaso su mayor pasión, y recuerda que "desde hace cuatro años tenemos la misma cantidad de chicos. Se inscriben 120 por año, pero hay 85 que están desde el comienzo. Eso es fantástico en una pedagogía adaptada a cada uno de los chicos donde evitamos los exámenes, porque para nosotros esto no es hacer músicos profesionales sino que la música forme parte de la vida."

Piensa en voz alta que "aunque un chico sea un genio en matemática, la música lo va a ayudar, y si es un cocinero, lo va a ayudar la música. En ese sentido hemos afianzado el coro de niños donde hay 35 chicos que suenan muy afinados, con muy buen gusto; los 24 chicos de la orquesta que es la rama final de un trabajo musical. No es sólo el estudio de un instrumento sino transversalmente el sentido del ritmo, el desarrollo de la voz y el aprendizaje de la lectura musical."

Recuerda que cuando llegó a Tilcara las actividades para los chicos eran muy pocas. "Pese a los cambios que hay en el pueblo", nos dice, "es muy lindo ver la persistencia que tienen y el ambiente que crearon. Esta casa se transformó en una casa para ellos, donde se quedan jugando aunque no haya clases, y eso es lo que pretendemos. Y que la gente también sienta que es de ellos. Quizás esta sala nos va a ayudar a hacer funciones que sean importantes para la comunidad y sientan que es un poco de todos."

Vuelve a la escuela de música y nos dice que "tenemos convenios con dos universidades. Con la UNTREF y con Lille 3, del norte de París, que es la rama de humanidades de la universidad Charles De Gaulle, y esto surge después de dos coloquios a los que me invitaron en Francia. Uno de los coloquios fue sobre Arte y Desarrollo Humano, con gente de México, Venezuela, Medio Oriente, profesores y filósofos franceses, y ahí me di cuenta que hablar del arte es divino, pero hay muy poco trabajo profundo con la gente."

A partir de estos conceptos se fue tramando una red entre las experiencias latinoamericanas. "Así nos conformaríamos como una sede para que jóvenes de Francia vengan a hacer su experiencia de terreno, y los nuestros ir a Francia para desarrollarse en otro sentido."

Nos cuenta que "el otro coloquio era sobre El Juego de la Orquesta, donde se compartieron experiencias como el trabajo en las cárceles, de chicos con discapacidades, orquestas de mujeres en la zona de Gaza, uno que trabaja en Palestina pero que no lo dejaron salir, de México, del sistema de orquestas de Venezuela, franceses que trabajan con el sistema venezolano y yo con lo de Tilcara."

Moreau sigue diciendo que "la educación musical es un derecho porque te forma. En un lugar donde los chicos no tienen posibilidades de ir a grandes conservatorios, darles el derecho a hacer música buscando la calidad es algo muy apreciado cuando se lo muestra fuera del país. Así surgen las ideas de estos intercambios. En Europa es más bien pura cabeza, y hay que pasar a los hechos por lo que las formaciones académicas pensamos que tienen que tener un mínimo de seis meses de trabajo en terreno."

Volviendo a la inauguración de la sala, la parte protocolar está pensada para las 10,30 del domingo 15 de diciembre. "Después viene una mini presentación musical, por ejemplo la orquesta con el coro, cuatro representantes de la Embajada Cultural Andina, algún tema con los profesores. Nuestros distintos programas musicales representados ahí, porque la inauguración es para nosotros también un festejo de nuestros 20 años de vida y de trabajo musical." De ahí comenzará la muestra de fin de año que cerrará el día con un concierto aún por confirmar. A estos datos agrega "lo novedoso que es la buena relación que estamos teniendo con la Secretaría de Cultura de Jujuy, así como el Ministerio de Desarrollo de la provincia."
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...