Tras el anuncio del presidente Mauricio Macri de que bajarán del 30% al 25% las retenciones a la exportación de soja para las diez provincias del norte del país, que integran el Plan Belgrano, los productores salteños podrán duplicar su renta en la cosecha 2017.
La medida fue presentada ayer, en la Casa Rosada, por el primer mandatario como una forma de "paliar las asimetrías" en los costos del transporte que debe afrontar el sector agrario del NOA y NEA.
Según un reciente estudio de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), la merma de 5 puntos en el impuesto representará para un productor de Joaquín V. González, por ejemplo, pasar de un margen neto actual de 6% en los ingresos brutos a un 11%.
La confirmación de la disminución en las retenciones era esperada por los empresarios agrarios locales, aunque continúan con el reclamo de la eliminación total del gravamen a la exportación.
"Es un alivio el anuncio, pero aún faltan medidas para que la soja sea una producción que lleve desarrollo para la provincia", señaló a El Tribuno el presidente de la asociación salteña Prograno, Ezequiel Bedoya.
Explicó que el transporte de la soja desde Salta hacia el puerto de Rosario representa el 32% de los costos por hectárea producida con ese grano. Y estimó que este año se sembrarán (los trabajos comienzan a fines de noviembre y diciembre) unas 500 mil hectáreas de soja en la provincia. La cifra está lejos de la histórica, de 750 mil hectáreas, que se alcanzó en 2010 y 2011.
Bedoya señaló que en Prograno trabajan en una propuesta que presentarán a la administración del Plan Belgrano para solicitar que se establezcan compensaciones de acuerdo a las distancias que recorren las cosechas hasta los puertos.
Los montos por el 5% de disminución de las retenciones serán reembolsados a los productores luego de la colocación de los granos en el mercado externo, según indicó Macri.
Al respecto, el titular de Prograno adelantó su pedido para que esa devolución se efectúe de inmediato.
La medida empezará a regir desde el 1 de marzo del año próximo.

El resto debe esperar

El Presidente comunicó también ayer que dispondrá una reducción general en las retenciones a las exportaciones de soja del 0,5 por ciento por mes, pero recién desde el 30 de enero de 2018 hasta el 31 de diciembre de 2019.
La rebaja, del 12% en total se empezará a aplicar con un año de demora con respecto a lo que el primer mandatario se había comprometido en su campaña electoral. Macri ya bajó de 35% a 30% el impuesto a días de asumir su mandato.
Los anuncios se enmarcan en el Plan de Fortalecimiento de Economías Regionales, en el que se proyecta, además, una inversión de $7.100 millones para mejorar las producciones de las provincias.
"Tenemos economías regionales a las que aún les está costando y queremos ayudarlas", aseguró Macri.

Lejos del federalismo

Las desigualdades entre el centro y el norte del país se hacen evidentes al comparar las ganancias entre los productores sojeros de esas regiones.
Según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario, un campo ubicado a 100 kilómetros del Gran Rosario con retenciones de 30% obtiene casi 7 veces el margen neto que lograría una hectárea similar en Joaquín V. González, a 1.150 kilómetros del puerto.
El estudio establece que con la baja del impuesto a la exportación de la soja de 30% a 25%, los precios de la cosecha en 2017 que recibiría el productor norteño podrían subir unos 20 dólares la tonelada.
El proyecto de Presupuesto nacional 2017 prevé que Salta recibirá $1.124.900.000 por la coparticipación del impuesto a la soja.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora