Barata, nutritiva y de fácil preparación. La soja es la legumbre venerada en los países orientales por sus propiedades como alimento saludable. Por las consecuencias económicas pareciera que la soja ahora también se sumará a la dieta de las familias argentinas. En este camino tuvo su incursión la cocina económica de la soja años atrás en Rosario de Lerma.
Fue con la Fundación Liverato que hoy intenta reflotar talleres gratuitos y entregas de insumos a vecinos interesados en incorporar al alimento diario de la familia todos los derivados de la soja. Tan rica en los nutrientes que necesita el organismo, por sus costos en la actualidad es el alimento que puede reemplazar a la carne, tan tradicional en las recetas argentinas.
"Es fácil de cocinar y sobre todo por sus costos, está al alcance de todas las familias. Al principio, grandes y chicos son reticentes con los productos que se obtienen de la soja. Pero al degustar el yogurt, la leche, los panes y los escabeches, por dar algunos ejemplos, se convencen de que no puede faltar en sus hogares", contó Dolores Cedolini instructora que enseña a cocinar platos con soja.
La repercusión en la comunidad rosarina, que supo conocer de los beneficios de la soja años atrás con la misma institución, llegó a tal nivel que ayer se desarrolló un taller comunitario para ocho barrios de la zona oeste de la ciudad.
"Vamos a aprender a cocinar cosas ricas y variadas recetas que nuestras vecinas podrán incorporar a la dieta de sus familias. Es gratis y no requiere inscripción previa. Nos vamos a divertir cocinando".
Lo único que se solicita a los participantes, es que lleven algún tipo de envase o los conocidos "taper" para poder llevar a casa algunas de las recetas que cocinen en estos talleres.
Los organizadores estiman que de un kilo de soja se sacan 10 litros de leche. Y su sólido es útil para hacer empanadas, quesos y mucho más. La fundación también adquirirá soja por mayor para ser distribuida a bajo costo, a razón de 5 pesos por kilo, a los vecinos. Los talleres continuarán en los barrios y donde el vecino lo solicite.

Una legumbre asiática

Es un alimento oriental cuya semilla está compuesta principalmente por proteína y aceite. El resto de su composición son hidratos de carbono y ceniza. Su riqueza proteica la convierte en una buena sustituta de productos cárnicos, por ser ésta de muy buena calidad y por aportar aminoácidos esenciales.
Sin embargo, también se destaca porque en su composición se encuentran elementos tan interesantes para la salud como los isoflavonas, lecitina y fibra.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora