Un tiempo de fe, de solidaridar y de ayuda por el prójimo. En Adolfo Güemes al 1000, la familia Castillo reparte agua a los miles de fieles que participan de la procesión en honor a la Virgen del Milagro.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora