Los alumnos de la Escuela de Educación Técnica 3159 Darío Arias, de El Bordo, elaboró un proyecto que fue seleccionado a nivel provincial para representar a Salta en la instancia Regional del Encuentro de Institutos Técnicos a llevarse a cabo en Santiago del Estero en Octubre.
Los chicos se presentaron en el marco del Encuentro Nacional de Estudiantes de ETP, que convoca a estudiantes y docentes de escuelas técnicas del nivel secundario, institutos superiores técnicos y centros de Formación Profesional de todo el país, a exhibir y compartir proyectos, trabajos innovadores y experiencias realizados en sus instituciones.
El proyecto bordeño consiste en la elaboración de repelentes con el uso de ingredientes naturales.
Experiencia preocupante
"Con la difícil situación que nos tocó vivir durante el verano anterior, con todo lo relacionado al mosquito Aedes aegypti, transmisor de las enfermedades como el dengue, zika y la fiebre chikungunya, decidimos elaborar repelentes usando productos naturales", explicó el profesor Ariel Martínez.
Tras varios meses de trabajo lograron separar ingredientes esenciales como la citronela, un producto que se extrae de árboles como el cedrón, que es un repelente natural, pero que no abunda por estas zonas.
"Probamos con la citronela y nos encontramos con dos problemas importantes, uno de ellos es la dificultad para conseguir la cantidad de materia prima necesaria; el segundo es que el tiempo activo de la citronela como repelente es muy poco, porque su efecto dura una hora aproximadamente", explicó el docente, entusiasmado con el logro que alcanzaron sus chicos.
La esencia más efectiva
Estos problemas los llevaron a experimentar con otros productos, encontrando en el eucaliptus una esencia mucho más efectiva.
"Los eucaliptus abundan por esta zona; además, con su aceite esencial logramos una mayor durabilidad y su acción repelente se potencia. Es decir, solucionamos los dos problemas principales, conseguimos una durabilidad cinco veces mayor y mayor efecto repelente", dijo Martínez a El Tribuno.
Cabe destacar en este punto que con los elementos básicos de laboratorio con que cuenta la Escuela Técnica de El Bordo, pudieron obtener unos pocos miligramos o centímetros cúbicos del producto final y con una gran inversión de tiempo.
"Si logramos pasar a las instancias nacionales es posible que nos puedan solventar los gastos para la compra del equipamiento requerido, los que hemos estimado en unos $800.000", finalizó expresando el profesor Martínez.
Una vez obtenido el producto repelente, el paso siguiente es su gelificación; es decir, convertirlo en un gel para su aplicación en los seres humanos y para que tenga valor comercial, algo en lo que los alumnos tienen una vasta experiencia ya que el año pasado estuvieron elaborando alcohol en gel.
Sin contraindicaciones
Otro de los aspectos en los que se ha trabajado mucho durante la elaboración del producto que presentaron en el encuentro fue en la búsqueda de posibles contraindicaciones y su eliminación total.
Es sabido que los productos artificiales pueden causar problemas a la piel y en este proyecto se puso mucho énfasis en la búsqueda de contraindicaciones para poder eliminarlas y que el producto tenga valor comercial. Por lo que los chicos pudieron presentar un producto efectivo y libre de problemas para su aplicación en los seres humanos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora