La trampa de los subsidios

Gabriel Caamaño Gómez

Por Gabriel Caamaño Gómez Economista - Consultora Ledesma

La trampa de los subsidios

Los subsidios a las tarifas de los servicios públicos se convierten en una trampa política cuando se permite que la participación de los mismos en las ecuaciones de ingreso de las prestatarias supere ampliamente el 50%.
Situación inicial: una economía A con un PBI de 1.750 unidades, donde existe un servicio público x provisto por la empresa "doble x".
El costo de producción de ese servicio público es de 100 unidades: 30 unidades de ingreso que aporta la política tarifaria y 70 unidades que aportan las transferencias corrientes del sector público.
Ergo, tenemos una ecuación de 70/30 entre subsidios y tarifas. Supongamos además que un 20 por ciento de los ingresos tarifarios corresponden a un segmento del universo de usuarios que puede ser considerado socialmente vulnerable y que, consecuentemente, se tiene previamente identificado para posibles cambios en política tarifaría.
En consecuencia, el peso del subsidio al servicio público x en el PBI de A sería de 4%.
Caso I
Supongamos que la pauta inflacionaria para el año próximo es de 20% anual, que el costo de producción del subsidio se incrementa en la misma magnitud y que los cambios en la política tarifaria del subsidio no afectan la tasa de inflación.
Además, se decide no incrementar el monto absoluto del subsidio y no afectar a la tarifa de la porción del universo de usuarios identificada como socialmente vulnerable.
Bajo esos parámetros, ¿cuánto deberían incrementarse la tarifa promedio cobrada al resto de los usuarios? Y, ¿cuánto se reduciría el peso del subsidio en el PBI = cuánto sería el ahorro fiscal?
La respuesta es que la tarifa media cobrada a la porción no vulnerable del universo de usuarios debería casi duplicarse, en tanto que el ahorro fiscal sería de solo 0,7 puntos del PBI.
Ya que el peso del subsidio pasaría de 4% en el año 0, a 3,3% en el año 1. En tanto que la ecuación pasaría a ser de 60%/40% (subsidios/tarifa)
Caso II
Quien toma las decisiones económicas en nuestra hipotética economía A decide reducir el monto absoluto del subsidio a la mitad, todo lo demás igual.
La tarifa media cobrada a la porción no vulnerable del universo de usuarios debería más que triplicarse, logrando de esta manera un ahorro fiscal de 2,3 puntos del PBI. Ya que el peso del subsidio pasaría de 4% en el año 0 a 1,7% en el año 1. En tanto que la ecuación pasaría a ser de 30%/70% (subsidios/tarifa)
Caso III
Supongamos ahora que quien toma las decisiones económicas decide ser más agresivo y establece un nuevo objetivo: Eliminar el subsidio en un 100%, de forma tal que ahora el costo de la tarifa social es soportado por el resto del universo de usuario.
La tarifa media cobrada a la porción no vulnerable del universo de usuarios debería casi cuadriplicarse, logrando de esta manera un ahorro fiscal de 4 puntos del PBI.
Conclusión: los subsidios a las tarifas de los servicios públicos se convierten en una trampa muy difícil de superar desde el punto de vista político cuando alcanzan una participación muy alta en el esquema de ingreso de las prestatarias.
Ahora bien, un tema no menor que suele no considerarse del todo cuando se analiza estas cuestiones, es que el impacto final sobre el costo de una canasta de bienes y servicios de un ajuste tarifario determinado no solo depende de la magnitud del ajuste, sino además del peso del bien o servicio en la canasta. Ergo, en el caso de un bien que vale poco o muy poco con relación al resto (ejemplo, un servicio muy subsidiado) ajustes tarifarios porcentualmente muy significativos se traducen en incrementos porcentuales muy menores de la canasta en cuestión, pues justamente la porción del gasto total que la familia tipo destina al servicio altamente subsidiado es muy baja. En ese punto está hoy Argentina. En pleno debate de cómo y a qué velocidad avanzar en la reducción/eliminación de los subsidios a buena parte de los servicios públicos como una de las patas fundamentales de un proceso imprescindible de consolidación fiscal.

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te puede Interesar

Comentá esta Noticia