Si bien hasta el 17 de este mes se podrá observar en el firmamento la lluvia de estrellas Gemínidas, mañana a la noche se producirá su máximo de actividad, con una tasa de observación que puede superar los 120 meteoros por hora. Por esta razón será una de las lluvias de estrellas más activas del año y podrá ser contemplada durante la mayor parte de la noche en todo el territorio nacional, según lo informó el Observatorio Astronómico de Córdoba en su página web.
Las lluvias de estrellas se producen cuando la Tierra atraviesa regiones del espacio donde se hallan restos dejados por cometas. En tales casos, esos restos ingresan y se calcinan en la atmósfera produciendo el fenómeno que conocemos como "estrellas fugaces". En este caso, las Gemínidas son producto de los restos dejados por el asteroide Faetón, el cual se piensa que es un cometa extinto.
El domingo, la constelación de Géminis se encontrará sobre el horizonte nacional a partir de las 23, en dirección nordeste. En esta ocasión la Luna estará iniciando su fase creciente y se encontrará cercana al Sol, favoreciendo la observación de la lluvia de estrellas, ya que no iluminará el cielo nocturno. Sin embargo, como ocurre con la mayoría de los eventos astronómicos, es preciso ubicarse en lugares bien alejados de las urbes y con poca contaminación lumínica para facilitar la observación de este fenómeno. Vale aclarar que si bien el máximo de actividad se produce durante la noche del 13 al 14, es posible observar esta lluvia también durante los días previos y posteriores.
El suceso se produce cerca de la icónica constelación de Orión, así que si se mira las tres estrellas brillantes de su cinturón -las Tres Marías-, lo hacemos hacia el lugar indicado.
A mediados de diciembre la Tierra pasa a través del campo de escombros de un asteroide llamado 3200 Faetón. Pequeños trozos de hielo y roca ensucian el camino del asteroide. Y conforme nuestro planeta atraviesa ese campo de escombros, choca con los pequeños trozos haciendo que éstos se quemen al caer en nuestra atmósfera. Las Gemínidas son inusuales porque la mayoría de las lluvias de meteoros provienen de restos de cometas, no de asteroides. Pero 3200 Faetón es un asteroide inusualmente gélido, que pasa más cerca del Sol incluso que Mercurio. Puesto que orbita cada 1,4 años, lo vemos visitándonos muy a menudo, dejándonos el material que expulsa y crea estrellas fugaces. Y es por esto que las Gemínidas suelen ser de las lluvias de meteoros más espectaculares.
La NASA predijo un promedio de dos meteoros por minuto, o sea 120 por hora.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora