La Unión Tranviarios Automotor (UTA) anunció hoy un paro de dos días en micros de larga distancia que se iniciará el viernes, en reclamo de un aumento salarial del 30 por ciento retroactivo a abril y una actualización de viáticos. La medida de fuerza fue anunciada por el secretario general de la UTA, Roberto Fernández, y justificó la protesta en la dilatación de las negociaciones para fijar el incremento salarial.
El sindicalista explicó que desde hace dos meses el gremio "viene negociando con las cámaras empresarias por el tema de las paritarias en larga distancia, sin llegar a ningún acuerdo". Fernández sostuvo que "en la última reunión que tuvimos los empresarios nos dijeron que si el gobierno no los ayudaba ellos no podían danos el aumento que reclamamos".
"No podemos tolerar que nos sigan faltando al respeto, ya que de esta manera pretenden que los conductores de ómnibus trabajemos gratis", añadió el sindicalista. El sindicalista advirtió que "los empresarios nos sigan faltando al respeto, porque con el estómago del trabajador no se juega".
La UTA había acordado el 31 de marzo pasado un aumento salarial de 29 por ciento escalonado para los próximos 12 meses, aunque con una cláusula que habilita reabrir la negociación paritaria en el último trimestre si la inflación supera el acuerdo otorgado. El acuerdo que rige para chóferes de corta y media distancia desde abril último estableció también el pago de sumas fijas de 2.000 pesos remunerativos en abril y mayo, y otra de 1.500 pesos por mes no remunerativas, entre agosto y noviembre. El acuerdo paritario, mas la incorporación de las sumas fijas estableció que en diciembre próximo el salario básico se elevará en ese mes a 21.000 pesos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora