Lejos de encontrar un poco de paz, la seccional de la UTA de Salta sigue siendo un polvorín. Ayer, desde el sindicato salieron a desmentir que se hayan producido 52 despidos en el sistema de transporte de pasajeros de Salta.
En un parte de prensa, el gremio aclaró que no hubo tales despidos y apuntaron directamente contra las "voces opositoras a la actual conducción".
"Jamás existieron (los 52 despidos)", afirmó en la nota Jorge Flores, secretario general de la UTA. Sin embargo, sí reconoció que un chofer de apellido Malenque sí fue despedido. También señaló que esta persona no quiere ser atendido por las autoridades del gremio.
Lo cierto es que este chofer que fue echado se encadenó ayer por la tarde en la puerta del gremio, en calle San Luis. Flores repudió la actitud de este trabajador, y dijo que "lejos de buscar el diálogo, prefiere mediatizar el problema, sin recurrir al sindicato".

Un contexto complicado

El lunes 12 de septiembre, un grupo de opositores a Flores tomaron la sede de la UTA y mantuvieron cautivo al titular del gremio. Desde ese momento, los ánimos están muy caldeados y la interna en el seno del sindicato es feroz.
De acuerdo con la denuncia de Flores, un grupo de 32 personas tomaron el gremio y lo mantuvieron cautivo junto a otros dos miembros de la comisión directiva y, en esas circunstancias, lo coaccionaron para que presentara la renuncia.
El dirigente refirió que el grupo no solo lo mantuvo cautivo por espacio de siete horas, sino que provocó daños a las instalaciones del sindicato y a su vehículo particular. Además denunció la desaparición de 80 mil pesos de la oficina del secretario de Finanzas de la entidad.
Flores fue liberado durante la tarde, mientras que los intrusos abandonaron el gremio en la noche. Luego fueron detenidos Omar Pereyra, Daniel Hipólito González, Walter Ignacio Pérez y Oscar Raúl Villa. Los nombrados, señalados como los cabecillas del golpe, fueron acusados de "secuestro coactivo, robo en poblado y en banda y daño simple".
La causa quedó en manos del juez de Garantías, Ignacio Colombo y del fiscal penal N§ 6, Horacio Córdoba Mazuranic.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Ruben Barraza
Ruben Barraza · Hace 4 días

Al pobre tipo lo echan, èl y su familia se queda en la pampa y la via , y encima, el tipò que lo tiene que defender ¡¡lo repudia!! una cosa de loco. asi estamos pais.

Se está leyendo ahora