Mientrás más peligrosa sea la situación, más populares esperan ser quienes arriesgan su vida por una foto. Desde la situación mas trivial a la más insólita. Cualquier momento parece ser bueno para una "selfie". Según Priceonomics, el 75 por ciento de las víctimas de accidentes relativos a "selfies" son hombres. La consultora, con sede en Estados Unidos e integrada por ingenieros, analistas y científicos, rastreó las noticias en medios de comunicación del mundo acerca de estos hechos y concluyó que las principales víctimas de estas arriesgadas autofotos tienen entre 15 y 25 años.

En marzo, un hombre de 43 años se disparó accidentalmente frente a su novia, al tomarse una "selfie" en Washington, Estados Unidos. Según The Washington Post, no era la primera vez que la víctima se fotografiaba apuntándose con una escopeta. Esta vez no notó que el arma estaba cargada.
Incluso hay quienes configuran sus celulares para registrar a distancia situaciones riesgosas.
Estadísticamente, la fiebre de fotografiarse con un celular ha demostrado ser más peligrosa que nadar con tiburones. A mediados de 2015 el sitio de noticias multiplataforma Mashable registró 12 accidentes fatales relacionados con las "selfies" y sólo ocho ataques de tiburones que resultaron mortales.
Este año, el número de accidentes fatales relacionados con los llamados "selfies" extremos no ha dejado de protagonizar titulares en el mundo.
Según el Philippines Daily Inquirer, uno de los principales diarios de Filipinas, en enero una adolescente de 19 años cayó 20 pisos mientras intentaba tomarse una fotografía sobre el techo de un edificio en Manila.
Las formas más absurdas de morir por hacerse una "selfie" en situaciones extremas ocupan la primera plana de diarios de todo el mundo cotidianamente. Por lo general, son jóvenes de nacionalidades tan diversas como la mexicana, la india o la rusa que comparten por igual dos cosas: un celular en las manos y su afán por llamar la atención en las redes sociales.
En febrero pasado tres estudiantes de medicina indios se ahogaron tras caer a un canal de irrigación. El diario Indian Express detalla que el accidente sucedió mientras se tomaban fotografías en la orilla.
Al mexicano Oscar Otero le pareció una buena idea fotografiarse con un revólver. Luego de tomar unas cervezas con sus amigos, levantó su celular con la mano izquierda y lo alejó lo suficiente hasta captar en la misma imagen su cabeza y el cañón del arma. Sonrió y disparó. Tenía 21 años.
La muerte de Oscar es uno entre 49 accidentes fatales relacionados con "selfies" que registra la organización de análisis de datos Priceonomics entre el 2014 y enero del 2016.
La moda de los "selfies" se ha vuelto parte de la cultura popular desde que el término se usó por primera vez en Instagran en 2011. Según Pricenomics, cada semana la palabra se menciona 365.000 veces en Facebook y en 150.000 tuits. Y la búsqueda del hashtag en Instagram arroja 50 millones de resultados, más que la población de Argentina.

India, Rusia y Estados Unidos

Hace una semana, el indio Ramandeep Singh decidió tomarse una foto apuntándose con el revólver de su papá. Al igual que el mexicano Oscar, Ramandeep quería impresionar a sus amigos en las redes sociales. Su muerte, con apenas 15 años, lo convirtió en una de las víctimas más jóvenes de los "selfies" extremos.
Si bien Pricenomics registra 49 muertes entre 2014 y enero de 2016, en lo que va del año se han reportado en India una decena de casos más relacionados con esta moda.
Alarmadas por las cifras, las autoridades indias han prohibido los "selfies" en 12 áreas de Bombay, la ciudad más poblada del país, incluido el turístico paseo marítimo. Nadie sabe si estas medidas serán efectivas en un país en el que hasta el primer ministro, Narendra Modi, es fanático de tomarse "selfies" en eventos oficiales.
Guía para no morir
El ranking de estos accidentes lo sigue Rusia. El gobierno incluso publicó una guía que detalla cómo "no morir" mientras uno se toma una foto extrema.
El tercer lugar lo ocupa Estados Unidos, donde hay jóvenes con una especial fascinación por mostrar en redes sociales lo cerca que estuvieron de un animal salvaje.
Las autoridades del Parque Nacional de Yellowstone han informado que el número de accidentes ha aumentado debido a la afición de los turistas por fotografiarse con manadas de bisontes. Ahora preparan nuevas normas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 6 meses

Me parece una gran idea, que vayan desapareciendo todos los opas que tengan el "afán por llamar la atención". Los de todas las edades. También, los que se dedican al afano.

ALBERT LUIS
ALBERT LUIS · Hace 6 meses

son los Pelotudos Cronicos .....No pueden vivir sin el celular en la mano....son enfermos

GORILA  CONVERSO
GORILA CONVERSO · Hace 6 meses

GLOBOLUDO FANATICO...la primera vez que opinas sobre algo sin echarle la culpa a CRISTINA..je


Se está leyendo ahora