Presos de una psicosis social cada vez más violenta, los salteños no se cansan de reclamar por la inseguridad. Muchos de los ciudadanos se preguntan qué genera tanto odio entre las personas. ¿Será la pobreza?, ¿el nivel de educación o incluso la falta de esto último?, ¿o se trata de personas sin trabajo? Lo cierto es que la inseguridad agobia día tras día y pese a las medidas para tratar de erradicarla sigue latente.
Lejos de disiparse, en el nuevo año se registraron diversos hechos de violencia social. El fin de semana pasado, justamente en el primer día de 2017, un hombre con un arma de fuego amenazó a varias personas y en respuesta de ello terminó siendo agredido. Tras la paliza recibida fue hospitalizado, además fue demorado y luego recuperó su libertad. Ocurrió en Villa Mitre.
El supuesto pistolero fue identificado como Jonathan Wilfredo Albis, de 28 años, quien esa mañana salió con un arma de fuego, llegó hasta la plaza del barrio donde un grupo de jóvenes estaban reunidos y le apuntó a uno de ellos, según fuentes policiales. La tensión se apoderó de la escena cuando el sujeto amenazó al muchacho.
En un primer momento los jóvenes vacilaron, sin saber hasta dónde podría llegar Albis, pero luego decidieron correr el riesgo y tras un forcejeo lograron reducirlo y sacarle el arma de fuego. Bajo los efectos de la adrenalina al verse apuntados con un arma, los jovenes golpearon a Albis tras desarmarlo. Llamaron al 911 y cuando arribaron los uniformados Albis fue trasladado en ambulancia al San Bernardo y la pistola quedó secuestrada. Intervino el fiscal Penal 4, Santiago López Soto.

En Miguel Ortiz

Algunas días antes de fin de año, en el barrio Miguel Ortiz, se produjeron choques de grupos antagónicos. Se trata de bandas de "amigos" devenida en patotas que por algún motivo especial tienden a confrontar. Más allá de los violentos enfrentamientos, la gente común, que nada tiene que ver con las historias de venganza entre las bandas, es la que más padece esta situación. "Estamos harto de estos vagos, maleantes, que lo único que saben hacer es pelearse entre ellos, hacerse los guapos y destruir todo lo que está a su alcance", sostuvo, indignado, un vecino que se comunicó con este medio.
Uno de los últimos enfrentamientos en el barrio Miguel Ortiz se produjo entre las calles Francisco de Aguirre y Deán Funes. Ocurrió durante la madrugada las patotas "rompieron todo", comentó un vecino y agregó: "Se pelearon por el transcurso de unos 10 o 15 minutos, suficiente para romper ventanas, portones y vidrios de los autos estacionados en la zona. Una locura, encima los policías deben estar cansados de los reclamos porque últimamente ni vienen o llegan después que pasó todo".
Según el denunciante, quien no quiso dar su nombre por miedo a sufrir reoresalias, en esa zona hay un "complejo deportivo que en los últimos años se transformó en tierra de nadie. Por las noches los jóvenes se juntan ahí para tomar alcohol y drogarse. Después de eso son capaces de cualquier cosa", sostuvo.
Algunos casos
En villa Mitre: tras identificar al "pistolero", fuentes policiales señalaron que no tiene antecedentes y que el revólver calibre 22 no estaba cargado ni apto para disparar.
Alto riesgo: sin que se pudiera saber aún los motivos por los que Albis habría apuntado a uno de los jóvenes, "al muchacho lo podrían haber matado a golpes", sostuvo un veci no.
Moneda corriente: uno de los vecinos de Miguel Ortiz dijo: "Es moneda corriente, con los vecinos queremos hacer una denuncia masiva pero no sabemos si nos llevarán el apunte".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


claudio rosales
claudio rosales · Hace 17 días

dejen que la policia los cague a palos y van a ver como cambia todo...


Se está leyendo ahora