Una impresionante batalla campal sufrieron los vecinos del barrio 3 de Febrero en la tarde de ayer, donde un centenar de jóvenes, acompañados de diversos familiares, incluidos niños, se dieron cita en una cancha de fútbol existente al costado de las vías del Ferrocarril, donde primariamente disputaban un partido de fútbol, que terminó en una verdadera carnicería.
"Yo no quiero decir más de lo que alcancé a ver, no quiero ahondar en detalles de la bronca anterior por temor, tengo muchas hijas y esta gente no respeta nada", dijo una vecina del barrio San Isidro.
Luego agregó que cerca de las 16, o un poco más, fueron unos muchachos de este barrio (San Isidro) a reclamar el robo de un caballo que hace unos días había cometido un joven del barrio 3 de Febrero. El muchacho, al parecer, estaba en la cancha y los de aquí salieron a buscarlo.
"Lo encontraron y le dieron una paliza con rebenques y otros golpes", dijo, y agregó que inmediatamente salieron en su defensa una cantidad de vecinos de ese barrio y se armó una violenta pelea. Hasta ahí es lo que yo vi, porque después me volví asustada por la cantidad de personas que intervenían y por los disparos de armas de fuego, la exhibición de armas blanca y la cantidad de heridos que había por todas partes".
En tanto, la policía informó que a esa hora fue anoticiada de los desmanes y que la primera patrulla que llegó fue agredida de manera violenta por los dos bandos que luchaban, uno por proteger a una familia del linchamiento y otro que pretendía ingresar a un domicilio para sacar de allí al presunto ladrón de caballo.
De allí hasta la llegada del personal de Infantería todo el barrio, de una tres cuadras de extensión, que se encuentra prácticamente sobre las vías del ferrocarril, dirimió fuerzas a balazos, golpes de todo tipo, piedras y rebenques que lastimaron a decenas de jóvenes que pugnaron por una revancha que nadie puede explicar.
Poco después, las balas de la familia que protegía al joven buscado se agotaron y una decena de jóvenes ingresaron a la vivienda del barrio 3 de Febrero produciendo todo tipo de desmanes e intentaron linchar al acusado del supuesto abigeato.
El Tribuno llegó al lugar poco después y conversó con algunos de los jóvenes que protagonizaron la batalla barrial.
Para ellos fue algo normal hasta que llegó la policía.
Para dar detalles de uno de ellos dijo que estaban pelando en la cancha, "como siempre algo entre nosotros, después vinieron los de San Isidro a querer llevarse por delante a todo el mundo y allí comenzó el lío. Hubo de todo, pero se pudrió cuando llegó la policía", dijo.
"Allí nos golpearon y tuvimos que correr. Después llegó la Brigada y se llevaron a cuatro personas detenidas", informó el joven. En ese ínterin, y ante la mirada absorta de vecinos, otro joven intentó agredir a la prensa con un cuchillo de grandes dimensiones. Todos aseveraron que la droga potenciada con alcohol es la causante y cualquier motivo es suficiente para que los bandos en pugna se enfrenten con todos los elementos que disponen.
Policía herido
La policía intentó dispersar a los violentos pero fue superada. Antes que llegue desde la capital el Cuerpo de Infantería un efectivo que revista en la Comisaría de Cerrillos fue violentamente agredido al intentar apaciguar los ánimos, cuando en las calles del barrio 3 de Febrero se escuchaba una estruendosa balacera. Al final de la tarde solo quedaron en las calles algunos jóvenes y las madres llorosas, superadas por la realidad.
Armas en los barrios
En los últimos meses se vio un incremento sustancial en el uso de armas de fuego en peleas barriales o entre grupos antagónicos.
Ayer en la tarde el vecindario del barrio San Isidro denunció una verdadera balacera en sus calles, que se silenció cuando se acabaron los proyectiles.
Al respecto una madre dijo que no pudo ni asomarse a la ventana por miedo a recibir un disparo o bala perdida.
"No se puede vivir así, no somos todos violentos. Son unos cuantos jóvenes que tomaron el barrio para sí y se creen dueños de las calles a la siesta y a la noche.
Ahora, además de alcohol y droga, consiguieron armas y eso da terror.
La policía informó que la Brigada de Investigaciones se abocó de inmediato a la búsqueda del portador del arma de fuego. La misma sería de gran calibre, robada o conseguida en el mercado negro.
Hubo por esta causa cuatro detenidos.

.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


RICO TIPO
RICO TIPO · Hace 13 meses

ESTO CADA VEZ SE PONE PEOR LA NEGRADA SIGUE PARIENDO HIJOS Y CADA DIA SON MAS.


Se está leyendo ahora