Hoy es el estreno nacional del filme Gilda. Salta no será la excepción, en cuatro salas de la provincia se verá esta esperada película de la recordada cantante tropical: Hoyts Cinema, Teatro Ópera, Cinemax, y la ciudad de Tartagal.
Esta historia tiene un lado conocido, ese que se genera con la muerte prematura de una ídola popular como Gilda. Para su público ella es un mito, una leyenda, una sanadora. Pero ¿Qué hay detrás de un mito? ¿Qué hubo en la vida real de Gilda? Esta película se sumerge en su verdadera historia, en su intimidad, descubriendo su universo hasta hoy desconocido: el de Miriam Alejandra Bianchi. Ella tuvo que atravesar muchos sacrificios, soledades, muchas desilusiones hasta llegar al lugar que quería ocupar.
El filme estará protagonizado por Natalia Oreiro, Ángela Torres, Javier Drolas, Lautaro Delgado, Susana Pampín, Roly Serrano.
Director: Lorena Muñoz. Fotografía: Daniel Ortega. Guión: Lorena Muñoz. Música: Leandro de Loredo.
Ya pasaron 20 años de su muerte, hace dos décadas. Ícono de la música tropical y de la cumbia, Gilda pasó de la popularidad a la inmortalidad a los 35 años, cuando el 7 de septiembre de 1996 murió en un accidente junto a su hija, su madre y tres músicos, en el kilómetro 129 de la ruta nacional 12, camino a Chajarí, Entre Ríos.
La corta pero exitosa carrera de la creadora de cumbias inolvidables como "No me arrepiento de este amor", "Corazón valiente" y "Fuiste", y el fatal desenlace de su vida que la encontró en la cumbre del éxito, la catapultaron al imaginario popular argentino y hoy, a 20 años de su muerte, su figura sigue tan vigente como en sus albores.
El colectivo en el que viajaba la artista, y que se encuentra en el lugar del accidente, es hoy un santuario en el que se prolongan los milagros que ya se le atribuían a la cantante en vida; en tanto, sus restos descansan en el Cementerio de la Chacarita.
Si bien Gilda, cuyo nombre real era Miriam Alejandra Bianchi, comenzó la carrera de maestra jardinera y Educación Física debió interrumpirlos en 1977 al fallecer su padre para hacerse cargo del hogar, la música le tendría un mejor lugar reservado.
Desde que apareció en escena, tras responder a un aviso en el que pedían vocalistas para un grupo musical, Gilda supo revolucionar la música tropical con su rostro angelical y su dulce voz, un cóctel que contrastaba con el tipo de música que era hasta ese momento solo patrimonio masculino.
La artista, nacida en 1961 en Ceibas, Entre Ríos, adoptó el seudónimo Gilda en tributo al personaje que encarnó Rita Hayworth en la película del mismo nombre y que la consagró como mito erótico.
Muchas de sus canciones fueron versionadas por bandas y artistas de diversos géneros musicales, esfumando las fronteras no solo estilísticas de la mano de Attaque 77 con "No me arrepiento de este amor", Los Enanitos Verdes con "Tu Cárcel" sino también barreras idiomáticas con la versión en francés de "Corazón valiente", interpretada por Pablo Krantz.
Entre la larga lista de reconocimientos, también forman parte de homenajes Los Charros, Vicentico, Sharon la Hechicera y Natalia Oreiro, quien interpreta a la cantante en el filme que se estrenará hoy.
Esta biopic de la estrella de la música tropical, desde su niñez pasando por su juventud como maestra y hasta su apogeo en la canción popular suma la edición de un disco homenaje con versiones y reversiones cantadas por Oreiro que, además, cuenta con los músicos que eran parte de la banda de la vocalista.
Frases de canciones, videos musicales, recuerdos y fotos, completan los homenajes en la red a la cantante argentina de cumbia cuya música hoy recorre el mundo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora