En la capital salteña se lanzó ayer lo que denominaron una nueva "alternativa" al movimiento sindical argentino.
Para eso organizaron el Primer Congreso Sindical Nacional, de la corriente Primero de Mayo, en las instalaciones del club San Martín.
Con poca convocatoria local, Ademus fue el anfitrión de las delegaciones que llegaron desde diez provincias representando mayormente a trabajadores estatales y autoconvocados.
El secretario general de Sitrapp (Sindicato de Trabajadores Públicos Provinciales) de La Rioja, Carlos Laciar, dijo que están lejos de la reunión que mantuvieron los sindicatos nacionales con el presidente Mauricio Macri el martes último, en la residencia de Olivos, en Buenos Aires.
"Nosotros no vamos a pelear por el impuesto a las ganancias ni por los fondos millonarios de las obras sociales sindicales. Nosotros comenzamos a luchar para que paren los despidos, para que aumenten los salarios de miseria que mantenemos en el interior del país y para que no se siga precarizando las condiciones laborales", exclamó el riojano.
La idea de estos sindicatos es mantenerse por fuera de los gremios tradicionales y comenzar a denunciar lo que consideran los grandes "negociados" que realizan con los gobiernos de turno.
Contra el relato
El mendocino Federico Lorite, del Sindicato Estatales Autoconvocados (Sitea), sostuvo a este medio: "Hay que comenzar una reconstrucción sobre el otro relato que comenzó a dar este nuevo gobierno, que al final es la profundización de las políticas neoliberales que no abandonó el kirchnerismo. Acá venimos a denunciar que el ajuste es para pagar a los buitres, es decir con todas las reglas de la ortodoxia liberal", aseguró.
Los planteos
Alberto César Molina, de Ademus, dijo que la idea del primer congreso es buscar un documento que defienda las luchas reales de los trabajadores de todo el país.
"No todo pasa por Buenos Aires. Esto es una corriente sindical federal que atenderá la necesidades concretas de nuestros compañeros", dijo el sindicalista Molina.
El municipal salteño dijo que se hace el primer congreso en Salta porque es donde comenzaron las primeras protestas y reclamos sindicales en los municipios.
"Esto fue idea de "El Perro''. Fue para reivindicar la lucha de los trabajadores municipales de Cerrillos y para demostrar que este es otro gran movimiento sindical que nace en el norte del país", manifestó Molina.
Pasadas las 11 llegó al lugar Santillán con un centenar de cuadros sindicales de la SEOM de Jujuy cortando todo a su paso por la plaza Alvarado.
Otra posición
Santillán sabe que para argumentar su postura sindical tiene que comenzar a desarrollar una nueva postura que se plantee como alternativa ante las otras facciones obreras.
En su discurso explicó claramente cuál será la posición de esta nueva corriente sindical.
"Nosotros no formamos parte de la clase política ni de la sindical actual. Sucede que ahora los sindicalistas son empresarios y funcionarios, entonces forman parte de la patronal", dijo ante unas 500 personas en el club San Martín.
En ese sentido lo primero que hizo es separarse de las dos CGT y de la CTA. Y en ese sentido arengó a construir un nuevo lenguaje en el que se rescaten los significados de "solidaridad" y "moral".
Ni K ni M
"Nosotros no somos Macri ni Cristina", sostuvo.
Luego se refirió a Milagro Sala, la dirigente social jujeña detenida desde hace unos meses, a quien descalificó como una "traidora al movimiento de los trabajadores".
"Explotaba a los compañeros", dijo en referencia a la líder de la Tupac Amaru.
"No por algo un nuevo movimiento vuelve a nacer en el norte", arengó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


pablo cassara
pablo cassara · Hace 7 meses

si lo hacian en una habitacion 4x4 capaz q la llenaban jajaja. como dice ricardo iorio: ESTAMOS CANSADOS DE SINDICATOS.GENTES QUE ABABUCHAN EL LOMO DEL TRABAJADOR


Se está leyendo ahora