La situación que más se observa hoy con los pacientes que están en tratamiento en el hospital Señor del Milagro es que desarrollan "multirresistencia" a los antibióticos, parte de la terapia que deben realizar.
Segio Gutiérrez, a cargo del servicio de Tisiología, explicó: "Los abandonos reiterados de los tratamientos en los pacientes que los inician genera resistencia al medicamento. Cuantas más veces uno abandona, es mayor la probabilidad de que la bacteria acomode su sistema genético y fabrique bacilos resistentes a tal o cual medicamento".
El médico mencionó que actualmente los pacientes vinculados a los abandonos de tratamientos son los que tienen VIH y los que sufren adiciones, particularmente los que consumen paco. El problema de que una persona con tuberculosis se convierta en multirresistente implica dos cosas: tratamientos más largos y drogas más tóxicas.
El tratamiento de la tuberculosis (TBC) es de seis meses y se inicia tomando cuatro antibióticos. Cada uno de ellos interfiere para matar a la bacteria, bacilo de Kosh, y evitar, en primera instancia, que la persona enferma siga diseminando bacterias y contagiando a otros.
Luego del primer mes, el resto del tratamiento sirve para eliminar las bacterias que hayan quedado. El otro problema del multirresistente es que al rechazar este combo de drogas, los médicos deben armar esquemas alternativos con otro tipo de medicamentos. "Esos son los que llamamos de la segunda línea, más caros y más tóxicos. En esos casos, el tratamiento para este tipo de personas es de dos años como mínimo", aseguró Gutiérrez.
Cumplir con la terapia médica es fundamental para curar la enfermedad pero también para evitar los contagios.

Atención a las defensas

Los especialistas consultados por este medio analizaron la realidad de Salta y Jujuy, las principales provincias con mayor cantidad de casos notificados por año.
"En ese escenario diría que todos hemos tomado contacto con la bacteria. El tema es que, si nuestras defensas están bien, nuestro sistema inmune no permitirá que desarrollemos la enfermedad", dijo el especialista.
Sobre esto, el médico señaló que son vulnerables a desarrollar la TBC aquellos pacientes inmunosuprimidos como las personas con diabetes, cáncer, enfermedades reumáticas o VIH.
Los jóvenes también son vulnerables. Los hábitos inciden, ya que en algunos casos se alimentan mal y hacen vida nocturna. "Esta enfermedad sigue siendo estigmatizante pero se da en todas las clases sociales. Hoy el hacinamiento en los colectivos y en las aulas favorece el contagio. Es frecuente encontrar la enfermedad tanto en alumnos y maestros de escuelas; como también en el servicio policial o penitenciario", sostuvo el médico.
Hoy el área de Tisiología del hospital Señor del Milagro recibe unas 15 consultas diarias.
Los pacientes a los que se les diagnosticó la enfermedad y ya están en tratamiento son jóvenes de 20 a 35 años y adultos por encima de los 60 años.

Poco stock de drogas

Mario Cisneros, titular del programa de TBC, dijo: "Con el cambio de Gobierno nacional, el Programa Nacional de Tuberculosis está con auditorías y por ahora se paralizaron las compras. Tenemos stock para un mes y medio más".
Por ahora, la distribución de la medicación está garantizada para las 630 personas con la enfermedad que realizan el tratamiento. Es el número total de casos con los que cerró 2015.
Desde Nación le dijeron a Cisneros que las partidas sí se enviarán.
En el ámbito municipal hay silencio. Cisneros comentó que aún no hubo reuniones con los responsables de Acción Social ni de la Cooperadora Asistencial para restablecer el plan con el que trabajaron en 2015 con promotores de TBC en los barrios.

Las áreas geográficas

Capital ocupa el primer puesto con la mayor cantidad de casos diagnosticados por año, con el 46 por ciento.
Le sigue Orán, con el 42% de los casos totales de la provincia.
Otras zonas vulnerables son Tartagal y Embarcación.

Atención médica en capital

En el hospital Señor del Milagro funciona el servicio de Tisiología. Allí pueden acercarse los que deseen consultar por síntomas sospechosos, de lunes a viernes, por la mañana. Se atiende por demanda espontánea.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora