A ocho meses de la muerte de Guillermo "Pajarito" Velarde Mors, ocurrida el 2 de agosto de 1965, el diario El Tribuno adquirió su vieja casona de Pueyrredón 106, para convertirla más tarde en un museo habilitado al público.
La transacción, ante escribano público, se realizó en la misma casa, el 7 de abril de 1966. En la oportunidad, y luego de que el escribano Adolfo Trogliero diera lectura al documento, lo firmaron miembros y representantes de la sucesión de Guillermo "Pajarito" Velarde Mors; sus hermanas Laura y Elvira Velarde Mors; María Elena Ovejero de García Pinto, Juan Manuel Ovejero y el doctor Julio Díaz Villalba en representación de Roberto Velarde, por los hijos de don Carlos Zambrano, y por la señora Odilia Ricardone de Velarde Mors.
Por El Tribuno, empresa adquirente del inmueble, lo hizo el entonces presidente de Horizonte SA, don Roberto Romero, quien en la oportunidad reiteró que la vieja casona de Pueyrredón 106 sería destinada, en un futuro cercano, para la creación de un museo público.
Las razones
Después de la muerte de "Pajarito" Velarde, varios de sus amigos entendieron que su antigua morada de Pueyrredón 106, no podía tener otro destino que ser un museo que sirviera para conservar parte de la cultura de Salta. Las razones fueron varias pero sencillas: desde allí y desde hacía décadas, se había sabido promover innumerables inquietudes culturales, especialmente las que llevaron al renacimiento del folclore salteño. Entre esos amigos preocupados por el futuro de la casa y sus bienes, estaban Julio Díaz Villalba, Roberto Romero, Guillermo "Ucururo" Villegas, Eduardo Falú, Gustavo "El Poncho" Marrupe, César Fermín Perdiguero, José Ríos, Juan José Botelli y los integrantes de Los Fronterizos, quienes le habían obsequiado a "Pajarito" el primer "Disco de Oro" que habían conseguido.
Ante ello, El Tribuno decidió su adquisición y, contando con el espíritu comprensivo de la sucesión Velarde, y la mediacíón del poeta Julio Díaz Villalba, no hubo dificultades para que se concretara tal iniciativa.
Poco días después, la casona de Pueyrredón 106 se transformó, de acuerdo al compromiso contraído por Roberto Romero, en un museo, cuyo mantenimiento dijo, "estaría siempre a cargo de El Tribuno", compromiso que siempre se honró.
La tarde inaugural
El Museo Folclórico "Pajarito" Velarde abrió sus puertas en la tarde del 21 de abril de 1966. Ese día, el Segundo Festival Latinoamericano de Folclore se aprestaba a vivir la octava noche. Había entusiasmo por la participación de Paraguay, Uruguay y México; y por Eduardo Falú, Ramona Galarza, Jorge Cafrune, Hernán Figueroa y Los Trovadores.
Los preparativos de la inauguración comenzaron por la tarde, frente al Cabildo. Allí se organizó una caravana con todas las delegaciones de los países presentes en el Festival Latinoamericano. A cada uno de ellos se le asignó un coche de plaza con capotas plegadas para que portaran los símbolos nacionales y la reina del folclore de ese país.
Luego, la colorida caravana se encaminó rumbo a Pueyrredón 106, donde se realizaría el acto inaugural del nuevo museo. Los participantes iban bailando al ritmo de zambas, huaynos, sambas, taquiraris, candombes y guarañas por Caseros, Zuviría y España hasta Pueyrredón, donde hicieron un alto.

La palabra inaugural de Roberto Romero

El acto se realizó ante una gran cantidad de público. Luego del arribo de las delegaciones comenzó el acto inaugural en la casona. Allí estaban el gobernador de Salta, Ricardo Durand; el vicegobernador Eduardo Paz Chaín; el intendente Luis Clemente D'Jallad; Ramón Bogado, del Ministerio de Comunicaciones de la Nación; Miguel Peralta Arellano, secretario de la Presidencia del Paraguay; Santos Sarmiento, del Festival Nacional del Folclore (Cosquín); el director de El Tribuno, don Roberto Romero; familiares de "Pajarito" Velarde Mors y periodistas.
Sobre estos momentos, César Perdiguero escribió: "La colonial morada estaba como siempre, libros, obras de arte, artesanías, su piano y la negra mesa ovalada donde se escribieron tantas páginas musicales. Ahí estaba el rostro bohemio de la noche. Y un hablar muy quedo anidaba en cada rincón del recinto hasta que el homenaje se abrió por sendero del cariño. Don Roberto Romero invitó al primer mandatario provincial y a doña Elvira Velarde Mors, a descubrir el busto de 'Pajarito' realizado por el escultor Hernán Arancibia".
Luego de que LASA (Latinoamérica en Salta) descubriera una placa recordatoria, el director de El Tribuno, Roberto Romero dejó inaugurado el nuevo museo: "Esta es una tarde de síntesis. Es la solemnidad de jornadas alegres, donde el canto y la danza están irradiando mensajes a América, venimos a hacer un alto en el camino. A rendir homenaje a quien contribuyó al folclore en el país y en Latinoamérica.
Qué de canciones florecieron en esta esquina, cuantos poetas se reunieron aquí en noches largas, en los brindis, y donde el respeto era una norma y la camaradería una consigna.
Pajarito Velarde, que recorrió caminos como un cruzado del folclore, viene a recoger después de su muerte el homenaje que ya sus amigos sabían tributarle en vida, en la rueda de una permanente amistad.
Pueyrredón 106 es un símbolo. Alguien afirmó que aquí se había constituido el consulado de todas las provincias y países en el corazón mismo de Salta. Sin duda alguna, el itinerario, la visita obligada de quien llegaba a esta ciudad, era la casa de Guillermo 'Pajarito' Velarde Mors.
Aquí nos recibía a todos con ese señorío propio de su personalidad y de su generoso corazón salteño.
Era la fuente obligada de la inspiración de los artistas. Aquí se cobijaban quienes querían recoger algo de esa salteñidad que aflora en todos sus matices.
Por ello El Tribuno decidió adquirir esta casa para que, constituida en museo, sea una especie de monumento permanente a esa hidalguía andariega que hoy recorre las sendas del recuerdo en el alma del folclore.
El Tribuno hoy abre las puertas de esta casa, que siempre estuvo abierta en el corazón de la salteñidad. Y de ahora en más será la casa de todos, la catedral del folclore de Latinoamérica, que hoy se abraza en la emoción y rinde homenaje en Guillermo Velarde Mors, y a quienes fueron artífices de este destino maravilloso del canto, la danza y la guitarra que se irradia a toda América como un mensaje de amor".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


enrique alcala
enrique alcala · Hace 7 meses

Se debería aclarar más sabré el nombre completo de pajarito Velar de y su obra para quienes no conocieron su historia !


Se está leyendo ahora