Baches, agrietamientos, hundimientos y calles de tierras totalmente intransitables. Las últimas lluvias dejaron al descubierto, una vez más, el mal estado de las calles de la ciudad de Rosario de la Frontera. El Tribuno hizo un recorrido por la ciudad y comprobó el estado calamitoso de algunas arterias, especialmente en la zona norte de la ciudad.
Las quejas de los vecinos de ese sector se multiplican, ya que el problema tiene larga data. Las zonas más afectadas son barrios Parque, Juan Domingo Perón, Arturo Menú, Santa Clara, Santa Lucía, El Niño, 40 Viviendas y 60 Viviendas.
El principal acceso a la zona norte es a través de la calle Nicaragua, una de las zonas más afectadas cada vez que llueve. No cuenta con ningún tipo de señalización y los vecinos deben hacer varias maniobras para transitar el cruce, ya que además allí hay un paso a nivel y un canal.
Tampoco cuenta con una pasarela para los peatones, quienes deben caminar por la propia calle con el peligro que ello ocasiona.
Los habitantes que residen en el lugar resaltaron que cuando llueve el barro y los baches dificultan el normal tránsito de autos, vehículos de gran porte, motos y bicicletas. Muchas arterias se convierten en verdaderos lodazales. Tal es el caso de la avenida Arturo Illia.
Walter Díaz, vecino del barrio Perón, manifestó: "Por las lluvias, el mal estado de las calles se agudiza. Pero cuando hay buen tiempo no se observan obreros municipales trabajando para atenuar las dificultades que ocasionan las lluvias".

Calles nuevas rotas
Los vecinos señalaron también que muchas de las calles que hoy presentan inconvenientes fueron asfaltadas hace poco. "Ya presentan un deterioro considerable. Esto pasa porque las cosas no se hacen con responsabilidad y no hay controles", afirmó Díaz.
Por su parte, Sebastián José expresó: "Cada vez que vengo a visitar a mi madre me encuentro con las calles totalmente abandonadas. No sé qué esperan desde la Municipalidad para realizar un trabajo íntegro en toda la zona y evitar todos los inconvenientes que generan las calles destruidas y las lluvias".

En otros barrios
Por otra parte, vecinos del barrio Santa Clara y Santa Lucía relataron que la zona es intransitable. "Los habitantes de la zona ya sabemos el estado en que están las calles y manejamos con cuidado, pero los que no conocen se sorprenden con alguna dificultad", explicaron.
La situación en la zona norte del pueblo empeora con cada lluvia y los habitantes remarcan que en el último año comenzaron a aparecer problemas que antes no tenían. "Toda una vida viviendo acá y jamás vimos la calle tan descuidada, hacemos los pedidos para que las arreglen, pero nadie nos escucha", dijo Rosa, una mujer de la zona.
Olvidados y a la espera de que las autoridades tomen cartas en el asunto, los vecinos aseguran que en los últimos meses el mal estado de las calles empeoró considerablemente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora