Las changas se han convertido para muchos en la única opción para poder llegar a fin de mes. En varias esquinas emblemáticas de la ciudad de Rosario de la Frontera es posible ver a varias personas, en su mayoría jubilados, desempleados o personas con algún tipo de incapacidad, esperando poder realizar algún trabajo de lo que sea.
"Hoy contienen a la gente solo con los planes sociales, pero eso te alcanza para los primeros días del mes, después te las tenés que arreglar como sea para llegar a fin de mes", dijo Martín Olivares, un vecino de la Ciudad Termal.
Por su parte, Néstor Coria (55), padre de cinco hijos y desocupado, dijo que si no hay cosecha no hay trabajo. "Yo vivía del campo, bolseando o manejando los tractores, pero perdí todo eso. No pido un subsidio, sino un trabajo que me dignifique como persona".
Coria trabajaba en la cosecha de arándanos, pero debió abandonar por problemas en su rodilla. "No pude jubilarme, a pesar de que tengo una discapacidad del 80% por problemas en mi rodilla. Lo que más me preocupa es que en la Anses aún figuro como trabajador en actividad", señaló.
Ramón Cabrera (65) está jubilado, pero aún sigue trabajando haciendo changas, porque la jubilación no le alcanza.
"Mis nietos tuvieron que irse del pueblo en busca de trabajo porque aquí no hay nada", dijo.
Estos vecinos están todos los días en la esquina de la avenida Sarmiento y calle Belgrano, esperando realizar una changa.
"Dos o tres veces a la semana enganchamos algún trabajito que nos permite subsistir", dijo Coria, a quien le cortaron el agua, la luz y el gas por falta de pago de boletas en su casa del barrio 80 Viviendas.
Estas historias son muy similares a las de alrededor de 60 personas que a diario se ubican en diferentes esquinas de Rosario de la Frontera para poder captar clientes. Las esquinas más elegidas para ofrecer changas son 25 de Mayo y Gemes; 20 de Febrero y Gemes; Sarmiento y Figueroa.
Por igual
"Jóvenes y adultos sufren de igual manera el desempleo en la ciudad de Rosario de la Frontera", dijo el concejal Sebastián Iglesias, quien indicó que la falta de trabajo es el principal factor de preocupación en la comunidad. "La gente está afligida porque no tiene trabajo. No solo los jóvenes sino que las personas mayores también, puesto que se están quedando sin empleo", sostuvo el edil.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora