El blanqueo de capitales contempla un tratamiento específico según el tipo de bien que se declare mientras que si se invierte en títulos especiales que emitirá el Estado, se evita el pago de la penalidad que va del 5 al 10 por ciento. Si el contribuyente accede a inmovilizar el monto del gravamen en inversión en bonos como mínimo por tres años o más, quedará exceptuado de la pena.
Se podrá exteriorizar efectivo en el colchón, depósitos bancarios locales o en divisas en el exterior, propiedades y obras de arte, entre otros, que a partir del año próximo empezarán a ser gravados por el impuesto correspondiente.
Quienes estén en situación irregular y no entren al blanqueo, se exponen a que cuando la AFIP descubra los bienes, deban pagar por multa e intereses un costo superior y arriesgarse a sanciones penales e incluso investigaciones para declarar el origen del dinero.
Si el dinero a blanquear o el bien inmueble es menor a $305.000, no se pagará impuesto y el contribuyente tendrá regularizada su situación patrimonial ante la AFIP presentando la declaración de bienes. Si el monto supera esa cifra, hasta los $800.000, se cobra un impuesto especial de 5% hasta el 31 de diciembre, y del 10% tras esa fecha y hasta el 31 de marzo del 2016.
Si el monto a blanquear es de 306 mil pesos, el impuesto a pagar partirá de los $15.250 y puede llegar a los $39.950 hasta blanquear 799 mil pesos.
Cuando el importe final supere el tope de 800 mil pesos, la penalidad sube al 10% con un pago mínimo del impuesto de $80 mil, que se acrecentará de acuerdo a lo que declare por encima de esa cifra.
En el caso de los inmuebles, el contribuyente comenzará a pagar a partir de los 305.000 pesos del valor del inmueble y la valuación deberá ser a valor de mercado. El impuesto especial en el caso de los inmuebles es 5% del valor de la propiedad, independientemente del monto y no hay tope. Teniendo en cuenta un precio promedio de un departamento de un ambiente de US$120 mil no declarado en el país o en el exterior, el impuesto es de $75.000 como mínimo y según el valor de la propiedad que se debe cotizar a precio de mercado.
Quien quiera regularizar su situación debe completar la declaración jurada y en ese momento se le cobra el 1% del impuesto a cuenta, mientras el resto debe abonarlo antes de fin de año para mantener la misma penalidad, ya que de lo contrario la alícuota asciende al 15%. Si quien exterioriza fondos decide pagar con bonos Bonar 17 o Global 17, se mantendrá un impuesto de 10% hasta la fecha límite del blanqueo del 31 de marzo de 2017.
Si no quiere pagar el impuesto especial tanto para bienes como para moneda, la alternativa es suscribir por el total de los bienes blanqueados, en alguno de los dos bonos propuestos o adquirir cuotas, parte de fondos comunes de inversión destinados a proyectos de infraestructura y energías renovables.
Uno de los bonos es a 3 años y no paga interés, período durante el cual tendrá el monto del impuesto inmovilizado y lo podrá recuperar tras esa fecha. Si suscribe el título a 7 años, paga interés de 1% anual y es intransferible por los primeros 4, período por el cual tampoco se pueden recuperar los fondos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora