Las Danzas Circulares, una forma de volver a la unidad

Daniel Sagarnaga

18-08-2013 - “La danza como casi todas las actividades humanas ha nacido en forma grupal”, explica Pablo Karp. En Salta, se encuentra un Taller de Danzas Circulares, que trabaja estrechamente con “Tinku Danzas”.

Históricamente las danzas circulares fueron parte de muchas culturas alrededor del mundo.

Sus tradiciones se remontan a las primeras comunidades humanas ya que su práctica afirma, justamente, el sentido comunitario de un grupo de personas.

Las prácticas de ” Danzas Circulares del Mundo” las inició Bernhard Wosien (1908-1986) quien fue bailarín, coreógrafo, maestro de danza y artista plástico.

Nació en Passenhien, al Este de Prusia, Alemania.

Estudió Teología, Danza, Historia del Arte y Pintura en la Universidad de Bresalau y en la Academia de Arte de Berlín.

Fue maestro de Ballet y primer bailarín de algunas producciones de danzas clásicas de Alemania.

Desde los "60 Wosien estuvo intentando restituir los primeros movimientos simbólicos de las danzas, empezando a recopilar Danzas Folklóricas y Etnicas de algunos países del hemisferio norte.

Iniciaba una nueva etapa de su trabajo: “La Danza Sagrada” o “Meditación Danzando”.

“Las danzas que hacemos son grupales, algunas son tradicionales y otras contemporáneas, hay alegres, vivaces y otras que nos llevan a la serenidad. Bailamos danzas para niños, hombres, mujeres, parejas, siempre en forma grupal. Este es el aspecto más importante de las Danzas Circulares del Mundo. Es una actividad integradora para toda edad, con danzas sencillas. Lo bello de las Danzas Circulares Del Mundo es que la experiencia de cada participante puede ser diferente y es bienvenida con sus características únicas. La danza circular es social, no tiene jerarquías. Una vez que el maestro enseña la danza y se disuelve dentro del círculo, éste se lidera a sí mismo. Simplemente tomándonos de las manos creamos un espacio práctico para la sociedad humana en el cual aceptamos las diferencias de cada uno. Por supuesto, cuando la gente comparte el movimiento, sus ondas cerebrales también tienden a sincronizarse. Esto da un sentido de unidad con los compañeros, que es un antídoto esencial contra el aislamiento que mucha gente siente en la sociedad moderna. La danza como casi todas las actividades humanas ha nacido en forma grupal. Durante milenios fue así, luego se comenzó a bailar en parejas, con una enfática connotación de cortejo y en los últimos tiempos nació el baile individual. Hoy está bien practicar estos tres tipos de danza, para tener una vivencia completa como ser humano”, explica Pablo Karp, que lleva adelante en Buenos Aires “Danzas Circulares del Mundo”.

Tinku andino

En Salta, en Toribio Tedín 83, se encuentra un Taller de Danzas Circulares, que trabaja estrechamente con “Tinku Danzas”, grupo que organiza este tipo de encuentros en nuestra región. “'Tinku es un vocablo que proviene de la lengua quechua, autóctona de los Andes donde yo vivo. Originalmente en Bolivia fue una ceremonia guerrera con gran derramamiento de sangre como ofrenda a la Pachamama. Hoy es un ritmo muy popular y una danza tradicional andina. Tinku es el nombre que le di al primer encuentro que realizamos en Tilcara en 1996, para celebrar la vida, el estar juntos, y bailar. De ahí en más, quedó como una oportunidad de seguir reuniéndonos a estar juntos, convivir y danzar. Danzar en ronda y reunirse en círculo para celebraciones y rituales es una costumbre tan antigua como el hombre, que hemos casi perdido en la carrera de la vida moderna por emplear el tiempo en “cosas importantes y útiles. Recuperar esta tradición es parte del privilegio de practicarlas”, dice el mentor de Tinku Danza, Pablo Scornik.

El 29 de Setiembre al 5 de octubre, se llevará a cabo en Purmamarca un “Tinku Andino” donde se realizarán caminatas, excursiones y por supuesto, danzas.

Cómo es un baile circular

Tomarnos de las manos y girar es el movimiento comunitario mas ancestral.

Moviendo el cuerpo movemos las emociones las cuales son sostenidas por la fuerza de círculo.

Al estar juntos y tomarnos de la mano creamos geometría sagrada, un código universal donde las figuras te llevan a las vibraciones, las cuales solo se consiguen con el poder del grupo, del circulo, primera figura geométrica creada por la fuente divina. El poder del círculo nos sostiene.

Algunos efectos de la danza son:

* Relajación física necesaria para el mejor funcionamiento del cuerpo,

* Permiten coordinar mente, cuerpo y espíritu, estando atentos en el aquí y el ahora.

* Armonía, mediante la música y la belleza de sus pasos.

* Son una sana forma salir de la rutina, liberar tensiones, preocupaciones y problemas.

En particular la danza grupal:

* Nos ayuda a bajar el nivel de agresividad en el diario vivir, gracias a la apertura emotiva que se genera al compartir esta actividad de carácter re-creativa.

* Al ser esencialmente grupal y no competitiva, proporciona la oportunidad de trascender las diferencias sociales y culturales en un lenguaje de amor y aceptación. Cuando la gente comparte el movimiento, sus ondas cerebrales también tienden a sincronizarse.
 

 

 

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te Puede Interesar

Comentá esta noticia