Los concejales de las localidades de Rosario de la Frontera, Tartagal, General Gemes, Cerrillos y La Merced tienen actualmente las dietas más altas del interior de la provincia de Salta.
La polémica se disparó en los últimos días en la ciudad de General Gemes, donde hubo un intento de incremento cercano al 200%, lo que implicaba pasar de una dieta de $12.000 mensuales a $32.000.
A raíz de la fuerte reacción de diversos sectores de la ciudad del Valle de Sianca, especialmente de la opinión pública, se dio marcha atrás con el proyecto, que cerró finalmente en $15.000 para los ediles.
En la ciudad de Rosario de Lerma, por ejemplo, los concejales cobran mensualmente un monto cercano a los $15.000 e hicieron un intento de subirlo a $18.000, aunque la iniciativa no prosperó.
En tanto, en las localidades vallistas de Cerrillos y La Merced, lo que se lleva cada representante legislativo ronda los $15.000, pese a que se trata de dos municipios con grandes diferencias en cuanto a cantidad de habitantes e infraestructura.
A esto hay que sumarle el hecho de que ambas localidades modificaron el número de miembros en la última elección, pasando Cerrillos de 7 a 9 concejales y La Merced de 5 a 7, lo que implica, además, un significativo aumento de partidas presupuestarias.
En el propio Valle de Lerma, un edil de Campo Quijano percibe solo $5.000, en tanto en el sur provincial un concejal de Rosario de la Frontera cobra de bolsillo $19.000, aproximadamente .
Hay un punto a tener en cuenta: en todos los casos los montos correspondientes a la dieta pura es de aproximadamente el 50% del total, el resto se completa con ítems como Gastos de Representación, entre otros.
En el norte de la provincia, fuentes cercanas al Concejo Deliberante de la ciudad de Tartagal manifestaron que un concejal percibe $25.000 brutos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora