El enfrentamiento es notorio y, esta vez, el dirigente departamental de ATE, Fermín Hoyos, acusó a su par local y representante de los trabajadores de Salvador Mazza, Rubén Moreno, de haberles cobrado a 14 empleados municipales un monto equivalente a un sueldo básico para garantizarles que permanecerían en calidad de contratados. Esto ocurre en momentos en que el intendente de la localidad, Rubén Méndez, decidió el paso de 83 personas a la planta de trabajadores eventuales o "planilleros", como se conoce a la función en la zona.
Cabe recordar que, durante dos semanas, el personal de esa comuna permaneció de paro con toma del edificio, en rechazo a las decisiones del jefe comunal. En ese periodo solo tuvieron el acompañamiento de Hoyos, ya que Moreno no participó ni apoyó la medida. Según relató Hoyos, "cuando terminó la medida, los trabajadores que pasaron a categoría de eventuales me confiaron que la propuesta que les había hecho Moreno fue que le dieran el importe de un sueldo básico y que él negociaría con el intendente para que permanezcan como contratados. Justamente, los 14 que pudieron darle el dinero no fueron afectados y se les renovó el contrato, a excepción de dos familiares directos de Moreno que seguramente no tuvieron que darle dinero para seguir como contratados. El resto fue pasado a planilleros, por lo que estamos en plena negociación para que esa medida de revierta".

Préstamos con intereses

Hoyos explicó también que "cuando me enteré que los trabajadores tuvieron que pagarle para que negocie con el Ejecutivo municipal, mi sugerencia fue que hicieran la denuncia penal porque, claramente, eso es un delito. Se hicieron las denuncias y ahora espero que la Justicia se expida lo antes posible y lo obligue a devolver ese dinero que le sacó a los trabajadores. Pero estas avivadas de Moreno no terminaron allí, ya que les prestaba plata a los municipales cobrándoles intereses de usurero. Por mes prestaba alrededor de medio millón de pesos que le reportaban una ganancia de $100.000 por los intereses que cobraba".
El Tribuno intentó obtener declaraciones de Moreno, pero no accedió argumentando que estaba de viaje, tras lo cual su teléfono permaneció incomunicado.

Otro sistema de ayuda

Hoyos precisó que, "a diferencia de lo que hacemos las organizaciones gremiales, Moreno no tenía convenio con supermercados, farmacias o algún otro comercio al que el trabajador pueda recurrir cuando se queda sin dinero y a los que el gremio les abona a fin de mes. Moreno les prestaba dinero, les cobraba altísimos intereses y hacía que el municipio les descuente por planilla. Hay trabajadores que solo cobran "estrellitas'' porque la persona que los tenía que defender les hacía quedar su sueldo".
El delegado de los trabajadores estatales del departamento San Martín manifestó que "la situación ya está en conocimiento de las autoridades de ATE y hoy, lo que pretendo como delegado, es que renuncie y que devuelva el dinero que le sacó a los trabajadores. Según Moreno él tenía dinero para prestar porque su señora cobró una herencia millonaria en Bolivia. No sé ni me compete investigar de dónde sacó la plata. Lo que es indignante es que usó su cargo para la usura. Por ese motivo, hasta que no renuncie y devuelva lo que es de los trabajadores, no voy a estar en paz".

Próxima reunión

El miércoles 2 de noviembre, representantes gremiales volverán a reunirse en el Ministerio de Trabajo de la Provincia con representantes del Ejecutivo de Salvador Mazza, para negociar que los 83 trabajadores que quedaron ahora en condición de planilleros sean reincorporados a la planta de contratados. "Sabemos que la situación financiera de la Municipalidad es difícil; por eso aceptamos que baje el sueldo básico y se abone la diferencia en pagos no remunerativos con la única condición que sigan siendo contratados para que tengan aportes y la obra social", explicó el sindicalista.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


damian palomino
damian palomino · Hace 1 mes

El gordo de rojo tiene una cara de vago e inescrupuloso, maaamita!

damian palomino
damian palomino · Hace 1 mes

Qué caripela! yo pensaba que eran representantes del Sindicato del Cartel de Sinaloa o del Sindicato de Comedores Compulsivos de Empanadas