*

Las dos noticias que le cambiaron el rostro a Messi
Era una ocasión ideal para el lucimiento. Un Camp Nou manso -a pesar del golpe del empate tardío de Sergio Ramos en el clásico ante Real Madrid-, un rival ya eliminado de la Champions League, la garantía del primer puesto en la fase de grupos. Y hubo lucimiento: Barcelona goleó 4-0 al Borussia Moenchengladbach y olvidó por un rato que en la Liga está a seis puntos de su archirrival de la Casa Blanca. Sin embargo, Lionel Messi pareció ajeno a esa celebración. Al margen del triunfo amplio, más allá de su gol. Sirve la escena: estaba caminando por el borde del área grande del equipo alemán y el árbitro dio por finalizado el partido; entonces el crack rosarino fue directo a los vestuarios, en el recorrido se quitó la cinta de capitán, saludó con cierto desgano a un rival y se fue. Ni se despidió de ese contorno que lo tiene en el pedestal como superhéroe y/o como dios terrenal del religión culé. Su cara contaba una mezcla de fastidio y de desencanto.
Quizá fue simplemente su modo de manifestarse respecto de un desenlace que no cambiaba en nada el escenario. O quizá fue otra cosa. Messi tenía dos razones para no estar contento. La primera fue una consecuencia del partido: con dos goles Messi alcanzaba el récord de goles en la historia de la fase de grupos de la Champions League. Cristiano Ronaldo hizo once en la última edición. Messi, hasta hasta el miércoles, sumaba nueve. A los 15 minutos del primer tiempo, abrió el marcador tras una definición de zurda luego de una pared con Arda Turan. Tuvo una hora y media de juego para convertir, estuvo cerca un par de veces. Pero no. No pudo. El show fue todo de Arda, autor de los otros tres tantos del Barça.
El segundo motivo para esa cara nació de una noticia que trascendió ayer: el diario Mundo Deportivo, desde Barcelona, contó que ya está decidido el nombre del ganador del Balón de Oro de la revista France Football. Se trata de Cristiano Ronaldo, quien -al igual que su club, Real Madrid- ya conoce la novedad. El lunes, a las 20 horas de Francia, a través de la televisión del grupo L'Equipe21, será dado a conocer el premio de manera oficial. Todo indica que Messi se quedará con el Balón de Plata.
Fuente: Clarín

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...