Fueron dos días agotadores. Desde la media mañana hasta pasadas las 19, jóvenes, adolescentes y adultos, que buscan mejorar su calidad de vida a través de la capacitación y la formación educativa, se acercaron hasta el Centro de Convenciones. Allí, las escuelas técnicas de la ciudad, la Universidad Nacional de Salta y la Universidad Católica mostraron su oferta educativa, planes, alcances y proyección laboral.
Allí El Tribuno encontró al profesor Mariano Lescano. Este docente es el encargado de dictar el taller de refrigeración para adultos en la escuela técnica 3.117 Daniel Oscar Reyes.
Este taller, como muchos de los que se dictan en las técnicas de la ciudad, está destinado a adultos y tiene una duración de un año. Lo más importante: los alumnos salen listos para el mercado laboral.
"Durante el curso, los alumnos aprenden todo lo que es refrigeración en aparatos, aires acondicionados y algo de refrigeración del automotor. El eje del aprendizaje está puesto en la refrigeración doméstica. Se ve todo lo que es reparación de heladeras, freezer, heladeras no frost y electrónicas", explicó el docente.

La necesidad de un trabajo

Los tiempos y las necesidades muchas veces no van de la mano. Y cuando se habla de los procesos educativos y las necesidades económicas, mucho más. En la actualidad, muchos jóvenes y adultos, que lograron insertarse en el mercado laboral realizando tareas como técnicos, advierten la necesidad de contar con un título que los habilite y certifique sus conocimientos. Un ejemplo de esto puede ser el curso de técnico en refrigeración. Lescano advierte que la asistencia que tiene el taller que dicta es en su mayoría de adultos. "Muchos de ellos ya están insertos en el mercado laboral. Este curso les sirve para reforzar conocimientos y certificar lo que saben", advierte el profesor.
Los talleres tienen una duración de un año -de marzo a diciembre-, y están avalados por el Ministerio de Educación de la Nación.
En el caso de los técnicos en refrigeración y aires acondicionados, para poder hacer instalaciones deben sacar una matrícula. Lescano señaló que por el momento este trámite solo se hace en Buenos Aires.
"En Salta algunos comercios ofrecen el taller y la matrícula. Creo que el Ministerio debe articular esto, porque no existe un ente que se encargue de la matricula de los profesionales", advirtió.

La difícil continuidad

Durante la Expo Futuro de ayer, muchos de los presentes en los stands ya están listos para el mercado laboral. En el camino quedaron las corridas para poder asistir a clases - tres veces por semana- cuando ya se está trabajando.
Algunos no lograron el objetivo y quedaron a medio camino. Al respecto, el profesor Lescano reflexionó que muchos de sus alumnos ya trabajan. "Igualmente, el balances es positivo; empezamos siendo 33 alumnos y ahora se cerró con 20 alumnos", contó. Como impedimentos para alcanzar el título de técnico, el profesor Lescano señaló el hecho de congeniar el horario del trabajo con el de la escuela y el gasto que demanda el equipamiento básico.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora