Mariano Caro, coordinador de la Cruz Roja, trabajó ad honorem junto con 25 voluntarios. Él le contó a El Tribuno que todo se había desarrollado con normalidad. "Hirpace es una organización que hace un evento que refleja el sentido de solidaridad de muchos salteños, por ello es un orgullo colaborar con ellos", definió.
Elsa Vilte (58), de Villa Las Rosas, había ido con su hija Cintia y su nieto Mateo (7 meses). Dijo que la maratón la sensibiliza especialmente porque siente empatía con los padres de Hirpace. Su hijo Luis (27) tiene un retraso madurativo y trabaja en un depósito de mercadería.
"Al comienzo luchar fue muy difícil, hasta que entendió que debía ser educado y comportarse. Uno tiene esa fe de que un día el hijo va a mejorar y estar tranquilo, y a la larga sucede", comentó. A su lado, Mateo dio un brinco en su cochecito cuando vio a la doctora Lucero Glícero Fosfórico, quien le lanzó un beso. Hace cinco años que Yésica Cáceres (37) -es decir, la doctora- acompaña a Hirpace desde la agrupación Narices Felices Payasos Hospitalarios de Salta. Ella trabaja los sábados en el Hospital Público Materno Infantil. "Nuestra compañía les genera endorfinas que les hacen bien a los pacientes y a nosotros nos llena el alma de alegría. Nos desestresamos de los problemas de la vida real cuando pasamos a este mundo fantasioso", contó.
Elizabeth Toscano Moreno venía empujando la silla de ruedas de un chico que no hablaba, pero que con sus movimientos la instaba a llevarlo más rápido. Se habían conocido ese día. "Esto renueva. Ellos son capaces de mucho, pero no les damos oportunidades. Hay que ser abiertos para recibirnos unos a otros. Yo estoy bien, pero no sé si terminaré mis días así. Siempre necesitamos de otros, incluso quienes tienen un poder adquisitivo alto porque el dinero no suple el afecto ni compra la salud", reflexionó.
"Oriol Vall, que se ocupa de los recién nacidos en un hospital de Barcelona, dice que el primer gesto humano es el abrazo". Tal vez estas líneas de "El viaje", de Eduardo Galeano, echen luz sobre el porqué del bienestar de quien les dio a los chicos de Hirpace "un abrazo así de grande".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora