Las inundaciones que azotaron ayer el norte de la India y el este de Pakistán provocadas por las intensas lluvias del monzón se cobraron la vida de más de 300 personas en ambos países. Los equipos de rescate se esfuerzan por salvar y evacuar a miles de personas cuyos hogares, en algunos casos, han quedado bajo el agua desde hace una semana.
Los ríos Jhelum, Tawi y Chenab continúan fluyendo por encima de su capacidad, llevándose consigo casas, carreteras y vidas. En la zona de Jammu y Cachemira, en el norte de India, los muertos ascienden al menos a 150, siendo centenares los heridos por las riadas. El Ejército dirige una macro operación de rescate para salvar a más de 10.000 personas. Las autoridades estiman que hay unos 2.600 pueblos afectados, de los que 450 están completamente sumergidos.
El agua lleva castigando a esta zona desde hace cinco días. No hay suministro de electricidad y los afectados reclaman un agua potable que ya se les ha acabado. Las carreteras están cortadas por las crecidas de los ríos y hasta 50 puentes han quedado dañados.
Se han instalado ya 25.000 tiendas de campaña y se van a repartir hasta 40.000 mantas para los damnificados, según fuentes oficiales.
El drama para los supervivientes continuará una vez que amainen las lluvias porque el agua ha arrasado no sólo sus casas, sino también sus cultivos, lo que para muchos es su forma de vida.
Las peores en seis décadas
El rescate se está llevando a cabo a través de aviones, helicópteros y barcos. Precisamente el sábado, un bote del Ejército volcó mientras realizaba una evacuación en el río Jhelum, en el distrito de Pulwama. Siete de sus tripulantes fueron rescatados pero aún continúan desaparecidos dos militares. Ante la gravedad de la situación, el primer ministro indio Narendra Modi visita este domingo las zonas de Jammu y de Cachemira. Ayer lo hizo el ministro de Interior, Rajnath Singh, que realizó un reconocimiento aéreo por las inundaciones de Rajouri y Poonch, en Jammu. "El primer ministro ha anunciado 200.000 rupias (2.500 euros) para los familiares de los fallecidos y 50.000 rupias (641 euros) para los heridos".
En Pakistán
El monzón está afectando de manera similar al vecino Pakistán, donde las crecidas de los ríos Chenab, Ravi e Indo están causando numerosos estragos. Las autoridades cifran en 139 los muertos y 266 los heridos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Comentá esta noticia