Los comerciantes de juguetes esperan para Navidad un ticket promedio menor al del Día del Niño, y los regalos rondarán entre $ 200 y $ 250, estimó a la Asociación Argentina de Empresas de Juguetes y Afines (Aadeja).
Se acerca Fin de Año y desde el sector juguetero surgen las primeras previsiones de ventas para la Navidad: mientras que en el Día del Niño el ticket promedio fue de $ 300; $ 100 menos de lo que fue en 2015, para Navidad se espera un monto de $ 200 o $ 250 por regalo. "La incorporación del Ahora 12 ayuda mucho", dado que "alivia el bolsillo de los padres".
No obstante, "el año fue complejo en el sentido que, al igual que el resto de los sectores, el juguetero sintió la contracción económica", señalaron desde Aadeja.
Respecto a la evaluación del año, desde la Asociación apuntaron que las ventas no han tenido diferencias importantes con el 2015, tan solo un incremento del 10% en cantidades vendidas y en valores.
Por su parte, el director Ejecutivo de Aadeja, Carlos Restaino, remarcó que "el mercado juguetero se caracteriza por ser siempre optimista", y afirmó que "se espera que en la temporada de fin de año los niveles de 2015 sean superados".
"Al terminar la temporada veremos cuan acertados estuvimos en nuestras estimaciones", agregó Restaino. Según detallaron desde la Asociación, el mercado juguetero argentino no supera los US$ 450 millones anuales, lo que representa una cifra relativamente baja al compararlo con otros países. "Al terminar la temporada veremos cuan acertados estuvimos en nuestras estimaciones", agregó Restaino. Según detallaron desde la Asociación, el mercado juguetero argentino no supera los US$ 450 millones anuales, lo que representa una cifra relativamente baja al compararlo con otros países.
El objetivo actual del sector es "aumentar la torta", es decir, pasar gradualmente en un periodo de 4 o 5 años a US$ 800 millones.
Uno de los puntos que el sector ve como necesario tratar es la cuestión arancelaria, dado que el "juguete paga un impuesto del 35%, el máximo que se puede aplicar en el país".
Otra de las aristas es la distribución de las autorizaciones para importar, situación que, en la actualidad, ubica a supermercados, tiendas y a las empresas de comidas rápidas o golosinas en una mejor posición.
Los jugueteros ocupan hoy el 25% de las importaciones, cifra menor a lo registrado hace 8 años (60%).
Weisvein señaló que en la segunda etapa del 2017 "como en el resto de los rubros, la economía va a dar un giro y nos vamos a ver todos beneficiados".
"En principio por que en términos generales la inflación está bajando, el impacto que ha tenido las tarifas y los costos en las empresas también bajan y la economía se empieza a acomodar", subrayó la empresaria.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...