La operación de autopsia de los cuerpos de las mochileras mendocinas asesinadas en el balneario ecuatoriano de Montañita determinó que fueron drogadas con benzodiazepina, un fármaco que coarta la voluntad.
Versiones provenientes de Ecuador indicaron que el Cuerpo Médico Forense del país caribeño habría confirmado que las jóvenes mendocinas María José Coni y Marina Menegazzo habrían sido drogadas.
Osiris Sánchez, abogado de las familias Menegazzo y Coni, confirmó a radio Nihuil que el resultado toxicológico arrojó la presencia de una droga que coartó la voluntad de las víctimas.
En los cuerpos de María José y Marina se encontró la presencia de benzodiazepina, una droga psicotrópica que actúa sobre el sistema nervioso central, con efectos sedantes, hipnóticos, ansiolíticos, anticonvulsivos, amnésicos y miorrelajantes.
Estos fármacos son muy utilizados en países de Europa, generalmente en casos de violaciones.
"El análisis toxicológico dio positivo para esta droga que se usa en tratamientos psiquiátricos. Ya no caben dudas de que hubo un móvil sexual", señaló el letrado.
Este detalle, que siempre estuvo sospechado entre los familiares de las víctimas, abona el hecho de que el doble crimen haya tenido fines sexuales, facilitados por el empleo de psicofármacos.
Si bien esto consta como un agravante al cargo de asesinato no se considera, para la legislación ecuatoriana, un femicidio aunque los imputados pueden enfrentar penas de hasta 47 años.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora