A pesar de los comprensibles desencuentros que ocurrieron en la primera jornada entre agentes sanitarios, soldados del Ejército y trabajadores municipales, el descacharrado tiene a sus heroínas desconocidas.
Para muchos, las grandes protagonistas de estas jornadas están siendo las mujeres del programa "Ellas Hacen", del Ministerio de Desarrollo de la Nación, destinado a incluir a mujeres que viven en contextos de vulnerabilidad económica y violencia de género.
Ayer, desde las 8, las chicas de cooperativa "Tiempo de Mujeres" salieron a tocar las puertas de las casas de los vecinos de los barrios Costanera, Esperanza, San José, Unidad, Progreso y Sarmiento para anunciar el comienzo del operativo de descacharrado contra el mosquito que transmite el dengue.
Jóvenes y emprendedoras, las 18 integrantes salieron divididas en dos grupos de nueve, a generar conciencia entre la gente para que tire las chatarras y aporte su granito de arena.
Ellas aseguraron que ya venían trabajando desde diciembre en la concientización de la población en cuanto a la prevención de la cría de larvas de Aedes.
Ahora se sumaron a aplicar larvicidas en las casas de los barrios del sur del macrocentro.
Las chicas dijeron que la recepción de la población fue muy buena porque ya son reconocidas por la gente. No es la primera vez que andan por la zona porque ya realizaron anteriormente un censo. Además les dieron credenciales por lo que los vecinos les abrieron las puertas.

Al oeste de la ciudad

Las mujeres de "Guapas y Luchadoras" demostraron ser muy combativas. A ellas les tocó Solís Pizarro, San Rafael, Atocha y Los Olivos, barrios del oeste capitalino.
En esta zona las mujeres vieron la ausencia de los municipales y se pusieron en la tarea de levantar la basura y ayudar a los vecinos que tenían dificultades para sacar las chatarras de sus casas.
Muchos ancianos necesitaban ayuda y ellas, sin guantes ni protección, descacharraron sin que fuera su tarea específica.
En la zona norte las cooperativas "Emprender Juntas", "Tup Horizontes" y "Salta Hacen" se congregaron casi al mediodía en Vicente Solá.
"Nosotras buscamos esta alternativa para salir a realizar un trabajo de concientización sobre la prevención del dengue", comentaron.
Además, acotaron: "Ya comenzamos a buscar la manera de autogestionar nuestras cooperativas porque desde el Gobierno de la Nación se olvidaron de nosotras. Hay una total incertidumbre sobre nuestro trabajo y sobre nuestro futuro próximo", dijo la referente Yanela Barrios.
Así, protagonistas y "olvidadas", las mujeres cooperativistas tienen una gran pena porque saben que las capacitaciones y los emprendimientos solo pueden llegar hasta fin de año con suerte.
descacharro3.jpg
<div>Uno de los camiones que se dispuso para recoger chatarra. Javier Corbalán</div><div><br></div>
Uno de los camiones que se dispuso para recoger chatarra. Javier Corbalán

Una luchadora social

María Elena Jiménez tiene 32 años, tres hijos en edad escolar y un terrenito en Solís Pizarro que compró con su pareja.
Él se llama Sergio y es albañil a tiempo completo. Ella ingresó en la cooperativa "Guapas y Luchadoras" en 2013 para ayudarlo con los ingresos, pero además trabaja en un local comercial.
"Ya no alcanza la plata. Estamos construyendo nuestra casita. Logramos pagar el lote y llegamos a construir dos habitaciones. Ahora íbamos por el baño pero todo aumentó de manera increíble. Solo el material para una medianera te cuesta 3 mil pesos", dijo María Elena.
Sobre el operativo, dijo que fue una buena decisión y que la gente ya tiene confianza en ellas.
"A nosotras nos capacitaron, aprendimos oficios y yo pude terminar mi secundaria. Toda esa formación la estamos desplegando en la calle como verdaderas agentes sociales", dijo.

La basura "romántica"

Elena Gutiérrez y Marcelo González son los que comandan un "ejército" de profesionales de la salud afectado a este megaoperativo de descacharrado.
Están al frente de casi 100 agentes sanitarios y 12 supervisores que andan por las calles de Salta concientizando sobre la importancia de tirar la basura de las casas.
"Si bien la Municipalidad y el Ejército Argentino llevan adelante este operativo contra el dengue, también es necesario que los medios nombren a los agentes sanitarios que ponemos el cuerpo con nuestro trabajo", dijo Elena, quien es la directora general de Atención Primaria de la Salud.
"En cuanto a los vecinos, yo les quiero pedir que pensemos en la salud como si fuera un bien de todos. Para eso debemos tirar nuestra basura romántica, que son justamente todas esas cosas que queremos mucho pero que siguen abandonadas en el patio", concluyó Elena Gutiérrez.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora