En su mensaje a los fieles, el párroco Hermida manifestó que "la devoción del pueblo de Embarcación es verdaderamente grande, Dios nos conceda la gracia de poder mantenerla y, aun más, hacer que crezca y madure en obras de misericordia en toda nuestra comunidad. A los que llegamos hace poco, San Roque, y todos sus devotos, van mostrándonos una nueva manifestación de Dios", agregó el cura.
"Un Dios que busca los corazones sencillos para hacerlos florecer año tras año, junto a los lapachos, su amor. Dejémonos alcanzar por el amor de Dios, que nuestra devoción a San Roque nos haga mejores cristianos, más hermanos y buenos hijos de Dios", concluyó el cura.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia