A nadie le resulta fácil deshacerse de determinadas ideas, posturas, teorías y reemplazarlas por otras nuevas. Estamos acostumbrados a pensar en términos de "ver y tocar", de tomar un analgésico para un dolor de cabeza, que resulta difícil creer que haya algo que tenga que ver con nuestras emociones o nuestros sentimientos.
Equilibrio y armonía energéticos rompen con nuestras teorías o sistemas de conocimientos habituados. Sin embargo, son estas rupturas las que nos permiten seguir desarrollándonos.
La energía es una medida de actividad, un índice de modelos dinámicos. Para hablar de medicina de la energía es necesario concentrarnos en conceptos de flujo, vibraciones, ritmo, sincronía y resonancia.
Todo ser que vive emite vibraciones. Las plantas con altas vibraciones elevan la de los seres humanos. Es un poder inmaterial que equilibra mente y cuerpo, nos sana, nos libera.
Entre las benéficas y exquisitas plantas y hierbas del campo se encuentra la clave que devuelve al hombre la capacidad para realizar un cierto examen objetivo y certero. Esta revisión interna provoca un cambio de actitud en la persona que sufre y está enferma. La enfermedad es consecuencia de nuestra propia contradicción interior. Autoconocerse es garantía de expansión afectiva, mental, realizadora.
De esas plantas con frecuencia energética, se extraen las esencias florales que realizarán una tarea reparadora, una tarea de consolidación.
Cada vez que preparo un remedio floral sé que la siguiente vez que vea al paciente, el camino hacia su dolor emocional o su enfermedad estará más despejado.
El buen despertar
Morning Glory, una gran aliada floral. Transforma el despertar en "el buen despertar". Un buen tónico para todo el sistema nervioso, especialmente para el simpático. Para los muy nerviosos e inquietos, demasiado activos, que se desgastan al punto de sentirse abatidos. Para los que no pueden descansar por la noche. Ayuda a levantarse por las mañanas y mantenerse vital durante el día. Para los que no duermen bien de noche y necesitan dormir de día. Equilibra ritmos biológicos día - noche. Para los que trabajan en turnos rotativos. Ajustar el ritmo. Niños con sueño cambiado, lloran de noche, duermen de día. A causa del insomnio nocturno, a muchos se les dificulta levantarse en horario. Estos desajustes se vuelven a reacomodar a ritmos normales. Vuelve el sueño reparador en el horario adecuado.
Útil a los que no pueden detener las trasnochadas. Permite romper patrones de conducta, por eso utilizo este remedio natural para adicciones u otros tipos de hábitos nocivos: tabaco, café, alcohol, pastillas, dulces, drogas, que destruyen al sujeto. Ayuda a transformar positivamente costumbres, comportamientos estereotipados, hábitos arraigados, especialmente relacionados con un tipo de vida desequilibrado.
Permite sentir más respeto por la vida y aumenta el interés en la naturaleza.
Útil para los que rechinan los dientes, se comen las uñas, para los que necesitan estimulantes, personas con grandes altibajos y conductas compulsivas. Comer entre horas.
Estimula las endorfinas, hace más tolerable el dolor. Lo agrego a cremas para dolores de todo tipo junto con otras esencias florales con excelentes resultados.
El patrón de actuación de este remedio floral motiva a transformar positivamente costumbres, comportamientos que están relacionados con tipos de vida desordenados. Cuidarse. Alinearse
Morning Glory para volver al respeto por el cuerpo y amarse. Sentir que el campo físico, mi cuerpo, es un envoltorio especialmente diseñado para la vida.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora