*

Las plazas de la salud ya muestran un gran deterioro
Las plazas de la salud están distribuidas por distintas zonas de la ciudad y son bastante populares entre los salteños. Todos los días, cientos de vecinos amantes de las actividades físicas pasan por esos lugares para realizar ejercicios. Casi todos los barrios de la capital tienen una, pero, lamentablemente, no se encuentran en óptimas condiciones.
Los aparatos para realizar gimnasia al aire libre ya están rotos o en mal estado. Falta de mantenimiento, vandalismo o deterioro son algunos de los factores que influyen, pero, por el motivo que sea, las plazas saludables en algunos casos están inutilizables, sobre todo aquellas que se están en los barrios más alejados del centro. En esas zonas parece que el olvido es mayor.
A raíz de incrementar las actividades al aire libre, en 2009, el Gobierno provincial colocó aparatos de gimnasia en las distintas plazas de la ciudad o al costado de importantes avenidas para que la gente pueda realizar ejercicios físicos. Esa política se fue replicando en distintas localidades y hoy hay plazas de la salud en toda la provincia.
Sin lugar a dudas, fue una medida acertada para cientos de personas que necesitan realizar actividad física y no pueden pagar un gimnasio privado. Pero la realidad atenta contra esas personas. En un relevamiento realizado por El Tribuno se pudo ver que la mayoría de los asientos de plástico están rajados, rotos o fuera de lugar.
Los aparatos de gimnasia que presentan un mayor deterioro son principalmente dos. En primer lugar, las máquinas de remo que, por lo general, carecen de la extensión que ayuda a impulsarse. En segundo lugar están los aparatos que sirven para hacer oscilaciones de cintura.
Otro patrón que pone de manifiesto la falta de mantenimiento es que casi la totalidad de las estructuras tienen la pintura descascarada.
De todas las plazas de la salud, las más castigadas son las que se encuentran en los barrios donde el deterioro es casi general. En la plaza que se encuentra ubicada en el barrio Ceferino, prácticamente todos los aparatos están rotos. También en el espacio para deportes de la plaza Macacha Gemes de Tejada, de San Antonio, la falta de mantenimiento es evidente. En los tres puestos de gimnasia que se encuentran ubicados en la ruta 51, camino al aeropuerto, casi todos los instrumentos presentan fallas. En la zona sur, los que están ubicados en los barrios El Portal, Docente II, Santa Ana II o El Tribuno tienen aparatos dañados.
En contraste, los únicos que se encuentran casi en perfecto estado son los que están ubicados frente al Ejército, en el Campo Histórico de la Cruz, sobre la calle Martín Cornejo. Los que se ubican en la zona oeste, a la entrada del barrio Grand Bourg, no muestran un estado óptimo pero en general no tienen tantos problemas, al igual que los instalados en la segunda rotonda de Tres Cerritos.
La actividad física al aire libre cada vez está cobrando más adeptos ya que es una opción divertida y económica que permite el contacto con la naturaleza. Para que esta interesante iniciativa del Gobierno siga siendo una oportunidad de encuentro para todas las edades y continúe creando una cultura de bienestar y salud es fundamental que haya arreglos generales.
Salteños consultados por El Tribuno, entre los que se cuentan niños, jóvenes, adultos y ancianos, concuerdan en que a los gimnasios al aire libre tienen cuidarlos entre todos, ya que se trata de una de las pocas cosas gratuitas que existen en la ciudad. Además expresaron que el Gobierno no debería esperar tanto para reparar los aparatos que son utilizados por muchas personas todos los días.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...