"La mano es la herramienta del alma, su mensaje, y el cuerpo tiene en ella su rama combatiente", nos hizo sentir el poeta español Miguel Hernández (1910-1942) en su poema "Las manos". Ahora el sitio estadounidense Guard Your Health publicó que esta parte del cuerpo es la mejor guía para alimentarnos sanamente. Según ellos, la mano permite ver la cantidad de alimentos que cada uno debe llevar a la boca. El precepto básico de la llamada dieta de la mano indica que se puede comer lo que se quiera, pero en su justa medida. Por ejemplo, las porciones de carne no deben ser más grandes que la palma de la mano y los carbohidratos no sobrepasar el diámetro de un puño cerrado. Además, los cinco dedos representan la cantidad de veces que una persona debe alimentarse al día. Es preferible ingerir durante la jornada varias comidas ligeras, que una o dos demasiado abundantes.
Carbohidratos
Son uno de los grupos básicos de alimentos y abarcan azúcares, almidones y fibra. La principal función de los carbohidratos es suministrarle energía al cuerpo, especialmente al cerebro y al sistema nervioso. Sin embargo, los hay de dos tipos: los buenos y los malos. Los buenos llegan lentamente a la sangre y mantienen los niveles de azúcar estables. Se encuentran en la fruta y las leguminosas como ciruela, fresa, kiwi, lenteja, mandarina, manzana con cáscara, melón, naranja, papaya, tuna y uva. Los malos llevan los azúcares a la sangre a mayor velocidad y favorecen la acumulación de grasa. Es el caso de los cereales refinados como el arroz, las pastas, el pan, las galletas, las masas, las tortas y el pochoclo. Para escoger la ración de carbohidratos de cada comida principal (desayuno, almuerzo, merienda y cena) podemos cerrar la mano. La medida de nuestro puño indica la ración de carbohidratos a elegir. Si estamos escogiendo carbohidratos buenos, podemos ingerir el equivalente a dos puños. En cambio, si optamos por los malos, debemos limitarlos a la medida de uno.
Proteínas
El consumo de proteínas es básico para mantener los músculos y los tejidos sanos. Es necesario comer proteínas todos los días, ya que el cuerpo no las almacena del mismo modo que a las grasas o los carbohidratos.
Es recomendable ingerir una palma de la mano de proteínas, en las cuatro comidas principales. Para medir la cantidad de carne, pollo, queso o pescado a consumir, es posible observar la palma de nuestra mano sin tomar en cuenta los dedos. De este tamaño debe ser la porción de proteínas. Los alimentos ricos en proteínas son el atún, el calamar, el camarón, el jamón, el salmón, la carne roja y el huevo, entre otros.
Grasas
Las grasas son un tipo de nutriente que se obtiene de la alimentación. Si consumimos una dieta baja en grasas, provocaremos deficiencias en las vitaminas A, D, E y K. Es recomendable ingerir la medida del dedo pulgar en cada comida. Lo que para alguien de manos medianas, por ejemplo, representa una cucharadita de aceite o seis nueces o almendras. Las grasas buenas están en el aceite de maíz, de oliva y de soja, las aceitunas, la palta, las almendras y las nueces. Las malas se albergan en la crema, la manteca, la margarina y la mayonesa. Parafraseando a Miguel Hernández, entonces, las manos son una rama combatiente en defensa de la salud.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora