El comunicador Gabriel Kaplún estuvo por primera vez en Salta como invitado de la Facultad de Ciencias Naturales de la UNSa. Durante su visita trabajó con diferentes referentes de la salud pública de la provincia y analizó los procesos que permiten la emisión y comprensión de mensajes.
Durante su encuentro con El Tribuno, habló de los errores comunes en las campañas publicitarias oficiales referidas al área de la salud y los beneficios y riesgos de la comunicación en las redes sociales.

¿Es la primera vez que viene a Salta?
Sí. Es la primera vez. En esta oportunidad vine como invitado de la Facultad de Ciencias de Salud de la UNSa, para trabajar un tema que despierta mucha interés.
En la provincia se presenta una situación compleja con dengue, chikungunya y ahora Zika. Se está llevando adelante una campaña de prevención. ¿Cómo cree que deben encararse estos procesos?
Creo que muchas veces - y no hablando de esta campaña en particular- una de las cosas que uno encuentra en los programas de salud son problemas comunes. En Uruguay también se están haciendo campañas de prevención contra estas tres enfermedades.
Un problema es que muchas veces tienen una buena puntería para plantear sus mensajes respecto a qué es lo que hay que hacer, pero no tienen una buena puntería para entender en qué contexto vive la gente que va a tener que hacer eso.
Quizás si fuéramos capaces de entender mejor esos contextos, sería bastante más posible que nuestras campañas tuvieran más éxito. Puede ser que uno insista, insista mucho en que se debe hacer ciertas cosas pero no se hagan de todos modos. Eso me parece que es el primer asunto, y además falta un diagnóstico más justo, más adecuado, que empiece a entender y a escuchar al otro. Cuando se le pide a la gente que no tenga el recipiente lleno de agua, hay que entender cuándo es mera desidia y cuándo forma parte de un sistema de vida donde ese recipiente está incorporado y no es fácil cambiar esa práctica. Entonces, hay que pensar qué camino tomar. Un segundo punto en las campañas en general es que muchas veces están concentradas en la fase publicitaria, en el trabajo en los medios, en el material y la folletería y mucho menos ligada a proceso de trabajo colectivo
¿Existe en Salta un contacto real con la comunidad?
Tuvimos casos muy variados, hay posibilidades muy ricas de trabajo en los casos en que los referentes de salud están bien insertos en la comunidad. Y otros no tanto. Aparecen distancias que se van generando con la comunidad casi sin querer.
Aprender a escuchar al otro, ¿tiene que ver con una cuestión cultural o de educación?
Hay varias cosas que juegan ahí. Por un lado el sistema educativo. Desde la escuela primaria hasta la universidad es un sistema que transmite saberes pero no es un sistema muy pensado para compartir saberes y construir saberes juntos.
Hoy los medios cambiaron. Están en internet y las redes sociales
Internet ha traído un conjunto de novedades para todos los campos de la vida, y la comunicación en general. Hay un riesgo en la banalización y una gran potencialidad en la democratización de la información. Las redes sociales también son un lugar de enorme potencialidad democrática y también de enorme posibilidad de banalizar la comunicación. La dos cosas están en tensión juntas. Por un lado, todos podemos hablar y también todos podemos hablar sin pensar mucho lo que vamos a decir y sin que importe mucho las consecuencias de lo que digo. Todo eso está junto y es un mundo muy maravilloso y terrible a la vez. Sin lugar a dudas, internet ofrece las posibilidades que no ofrecían los medios anteriores. Con un agregado además, que son las redes sociales que generan burbujas en las que solo hablamos los que pensamos igual. Facebook -de hecho- selecciona aquello que nos llega y esa selección muchas veces filtra lo que queríamos oír y podemos terminar convencidos de que todos piensan como yo, lo que no favorece el diálogo democrático sino que lo empeora en calidad. Celebro las posibilidades que internet da. Nos obliga a trabajar mucho más por las mismas viejas cosas. Tenemos más posibilidades y tenemos más riesgos que antes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora