Empiezo por la cuestión obligada: Macri va a levantar el cepo, pero es muy improbable que lo haga el 10 de diciembre. Para poder hacerlo, antes va a necesitar instrumentar diferentes medidas para que el Banco Central vuelva a tener dólares. Recién ahí podrá levantar el cepo.
* Holdouts: Argentina sigue hoy en default y, en consecuencia, sin acceso al mercado internacional de crédito. Por esto nos han prestado poco y a tasas altas. Argentina se endeuda aproximadamente al 9% cuando Bolivia consigue hacerlo al 4%. No podemos desaprovechar la actual situación que nos es favorable.
* FMI: Sin dólares, no podemos solucionar nuestro problema con los holdouts; sin solucionar el problema con los holdouts, no podemos conseguir dólares. Los créditos del FMI son baratos (usualmente en torno al 4%) y nos darán credibilidad renovada a nivel internacional. Ser demagogo y no aceptar un crédito barato tiene un costo concreto: habría que conseguir el dinero de otro lado y a tasas más altas.
* Retenciones: Lo más probable es que las retenciones a la soja se levanten de manera progresiva, aunque no necesariamente eliminándolas por completo. En cuanto al resto de los cultivos, por completo. Aquí habría dos efectos: liquidación de granos que están en stock, con la consiguiente entrada de dólares para el BCRA, y reactivación de las economías regionales de manera casi inmediata.
* Puestos clave: Días atrás Alejandro Vanoli dijo que no se iría del BCRA hasta 2019. Sin embargo, las causas penales en su contra podrían precipitar su renuncia. Otros organismos donde hay camporistas enquistados incluyen a la Comisión Nacional de Valores, la Anses y Aerolíneas Argentinas.
* Hotesur: Sin dudas, la causa Hotesur cobrará renovada fuerza. Probablemente Carrió empuje el tema.
* Inflación y subsidios: Macri no podrá bajar la inflación de la noche a la mañana, pero puede generar un cambio de expectativas. Para esto tiene que explicitar dónde y cómo se recortará el gasto público. No hay otra manera cuando se tiene un déficit fiscal del orden del 6%.

* Cepo: Este es el corazón del nudo gordiano de la economía argentina. Hay una larga fila de participantes del mercado que están esperando que se levante el cepo para girar utilidades atrasadas. Es decir que ya hay muchos con intenciones de salir, cuando los interesados en entrar dólares probablemente esperen algo de tiempo. Si se levanta el cepo, se escaparán aún más dólares; pero si no se levanta el cepo, no habrá posibilidad de que entren dólares nuevos. Como dije al inicio: si bien esta medida no creo que se tome el 10 de diciembre, in tuyo que se tomará en los pri meros 30 días de gobierno.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora