El empresario y dueño de Austral Construcciones, Lázaro Báez, declaró esta mañana como testigo en la causa por presunto enriquecimiento ilícito que enfrenta el ex titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray. "Yo puedo explicar mi patrimonio, Echegaray no", había dicho Baéz y esa declaración motivó la citación del juez federal Sergio Torres. Fuentes judiciales informaron que Báez fue citado para que explique en función de qué hizo esa afirmación y cuál es la información que tiene para aportar a la causa.
Sin embargo, ahora Báez cambió su testimonio ante el magistrado y aseguró que a Echegaray solo lo conoce como funcionario público. "Mis declaraciones fueron un exabrupto, no tengo nada para decir sobre él", declaró en una audiencia muy breve. Sin embargo, ahora Báez cambió su testimonio ante el magistrado y aseguró que a Echegaray solo lo conoce como funcionario público. "Mis declaraciones fueron un exabrupto, no tengo nada para decir sobre él", declaró en una audiencia muy breve.
En el expediente se investiga el patrimonio de Echegaray, actual titular de la Auditoría General de la Nación (AGN), desde 2004 y Torres ordenó un peritaje contable sobre toda la documentación obtenida en la causa a través de organismos públicos.
La denuncia la presentó el dirigente peronista y empresario Juan Ricardo Mussa, que sostuvo que Echegaray incrementó su sueldo 2.500% en nueve años y que en 2008 cobraba un doble sueldo de la AFIP y de la ex ONCCA, de la que también fue su titular.
A la causa se sumó una segunda denuncia, presentada por el abogado Alejandro Sánchez Kalbermatten, que sostuvo que el patrimonio de Echegaray creció un 2055% desde su llegada a la función pública. El mismo abogado había denunciado al ex jefe de la AFIP por su viaje a Brasil en 2014 junto a empresarios a los que debía controlar y en la que terminó sobreseído.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


MARIA JOSE
MARIA JOSE · Hace 7 meses

maldita corrupción basta ya loco estamos cansados de estas de estas mentiras


Se está leyendo ahora