A las 7:20 de la mañana, el empresario Lázaro Báez llegó a los tribunales de Comodoro Py, donde podrá ejercer su derecho de defensa en declaración indagatoria ante el juez federal Sebastián Casanello, quien el martes ordenó su detención en una investigación por lavado de dinero.
El empresario patagónico tenía otra cita con la Justicia pautada para mañana. No sólo debía declarar en la causa que lo investiga por lavado de dinero como parte de la llamada "Ruta del dinero K", sino que también había sido convocado por el magistrado Sergio Torres para dar su testimonio en un expediente que investiga al ex titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, por enriquecimiento ilícito.
El empresario santacruceño, si bien no estaba preparado para una detención inmediata como la que ocurrió, desde hace varios meses viene trabajando en su defensa. Antes de partir en su avión rumbo al aeropuerto de San Fernando, seleccionó un centenar de documentos que compromenten a Cristina y Máximo Kirchner y está dispuesto a entregárselos a la Justicia.
Sus abogados y su círculo íntimo son los únicos conocedores del lugar en donde se encuentran estos documentos y serán entregados a la Justicia si la estrategia judicial así lo requiere, según informó Infobae. Báez sabe que él no es el premio mayor, pero también está al tanto que el juez federal Sebastián Casanello tiene desde hace varios meses las pruebas suficientes para declararlo culpable del delito de lavado de dinero. Está dispuesto a negociar.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


REN egado
REN egado · Hace 8 meses

la comitiva k, que dios y la patria lo demanden, HdeP


Se está leyendo ahora