El arquero suplente del Chapecoense, Jackson Folman, quien sobrevivió a la tragedia en la que murieron 71 de los 77 ocupantes del avión que los trasladaba desde Brasil a Colombia para jugar la final de la Copa Sudamericana, fue sometido a varias intervenciones y se le amputó una pierna, informaron autoridades locales.
Folman, de 24 años, fue rescatado de entre los restos del avión y su estado era crítico, por lo que fue trasladado a la Fundación San Vicente, donde permanece internado, mientras que Danilo, el arquero titular, también había sobrevivido pero murió mientras lo operaban.
El arquero, el lateral Alan Ruschel y Helio Neto fueron los únicos tres jugadores que sobrevivieron a la tragedia. Neto está internado con un traumatismo de cráneo, mientras que Ruschel pasó por una cirugía y después "fue transferido a otro hospital para profundizar en algunos exámenes médicos", precisó Gelson Dalla Costa, el consejero de Chapecoense.
"Folman pasó por algunas cirugías y se le amputó una pierna, pero está bien. Neto tiene un traumatismo craneal y está en cirugía", señaló Dalla Costa, quien agregó que otro de los sobrevivientes (a los que se suman la azafata Ximena Suárez y el técnico Erwin Tumiri), el periodista Rafael Henzel, "está bien".
No obstante, Dalla Costa recordó que al tratarse de "un accidente grande", hay que esperar a que pasen "las primeras 48 horas", porque "puede ocurrir cualquier cosa".
El avión en el que viajaba la plantilla del Chapecoense se estrelló anoche en el municipio de La Unión, en el oriente del departamento de Antioquia, cuando se dirigía a Medellín para disputar el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana frente al Atlético Nacional de Colombia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora