Los restos encontrados en la casa pertenecen al matrimonio que residía en el inmueble, el cual según los vecinos tenía problemas de violencia doméstica. Fue a partir de este indicio que las autoridades policiales lograron develar que tras una discusión de pareja, el hombre -conocido en el barrio como Bombita- prendió fuego la casa y bloqueó los accesos a ella con el fin de matarse él y a su esposa.
Los habitantes de la cuadra de Mansilla al 500 alertaron al personal policial y al cuerpo de Bomberos Voluntarios de Presidente Perón sobre un incendio que se desencadenaba en una propiedad vecina. Inmediatamente, las fuerzas de seguridad acudieron al lugar e irrumpieron en el domicilio, que se desplomaba con la propagación de las llamas.
Al resultar imposible el ingreso a la vivienda, los agentes emplearon las mangueras para extinguir el incendio, lo que lograron tras arduas tareas.
Una vez controladas las llamas y a partir de la insistencia de vecinos que decían que allí vivía una pareja de aproximadamente 30 años, inspeccionaron cada rincón del domicilio, hasta encontrar los restos calcinados de los jóvenes.
En primera instancia, y según los investigadores, todo habría sido a partir de una discusión de pareja, según los dichos de los testigos Bombita quería separarse de su mujer. El hombre, antes de tomar la trágica decisión, había dejado a sus hijos de 6 y 5 años en la casa de la abuela.

A su vez, en la investigación se enfatiza que el sujeto, tras el enfrentamiento verbal, desencadenó el incendio abriendo la llave de gas y cerrando puertas y ventanas del hogar, que en consecuencia fue devastado por el fuego. Una determinación fatal, que da muestra del drama familiar que se desencadenaba diariamente en el domicilio de la localidad bonaerense de Guernica.

No obstante, los vecinos de la zona no salían de su asombro puesto que, a pesar de estar habituados a escenas de violencia, jamás esperaban un desenlace tan trágico.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora