A casi tres años del crimen a sangre fría de Daniel Exequiel Álvarez, que dejó estupefactos a los vecinos del barrio 20 de Febrero de Orán, los tres responsables fueron encontrados culpables por la Justicia. El único mayor de edad es Cristian Iván Gutiérrez (alias "Jetita"), quien fue condenado a 17 años de prisión efectiva por el delito de homicidio simple doblemente agravado por la intervención de dos menores y por el uso de arma de fuego.
Dos menores de 16 y 17 años, cuyas identidades no se hicieron públicas, fueron considerados responsables por resultar partícipes necesarios del delito de homicidio agravado por el uso de arma.
Los jueces de la Sala I del Tribunal de Juicio de Orán, Edgardo Laurenci, Mario Maldonado y Aldo Primucci, ordenaron enviar el fallo al Juez de Menores para que imponga la pena que les corresponda a ambos adolescentes.
Un ataque en grupo
El 24 de junio de 2013, en el barrio 20 de Febrero, los acusados agredieron a Daniel Exequiel, golpeándolo con patadas y piñas. Luego Gutiérrez sacó un arma y le disparó en la pierna y el tórax, provocándole la muerte.
Entre los elementos de pruebas aportados a la causa por la fiscal penal actuante Mariana Torres, hubieron declaraciones de testigos circunstanciales y coincidentes en sus dichos.
Dijeron que vieron a cuatro sujetos que agredían a golpes, patadas y piedras a otro que se defendía como podía y que en un momento dado uno de los atacantes, que estaba encapuchado, extrajo un arma y efectuó tres disparos contra la víctima de 17 años.
El chico, a pesar a las heridas, caminó unos pasos hasta el cordón de la vereda y cayó. Los agresores se dieron a la fuga en distintas direcciones.
Uno de los testigos que estaba en una motocicleta, siguió al sujeto que había efectuado los disparos, que vivía a una cuadra de su casa y lo reconoció como Cristian Gutiérrez. Luego relató que al regresar al lugar donde quedó la víctima ya estaba personal del 911 a los que informó quiénes fueron los autores del hecho.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Mario Rubén  CANSECO ZINGARIELLO

Adhiero al reconocimiento de los testigos, la condena me parece exigua y debiera exigirse TRABAJOS FORZADOS... ¡¡¡ QUÉ LO PARIÓ !!!

Re KennethU
Re KennethU · Hace 9 meses

Diecisiete años es muy poco para un maldito criminal como el que describen, tendrían que ser de 30 para arriba. Los 17 tendrían que darselos a los menores. Y todos ellos trabajando duro para pagarse el sustento en la cárcel.

Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 9 meses

Gracias, señores Jueces. Al mismo tiempo, Felicitaciones a los testigos, que no se lavaron las manos ni miraron para otro lado, permitiendo identificar a los canallas.


Se está leyendo ahora