Una anciana de 81 años perdió todo su dinero luego de que telefónicamente una mujer fingió ser la hija y le solicitó que efectuara la entrega de todo el dinero que tenga en su poder ya que iban a salir de circulación.
Con este conocido ardid se apoderó del dinero de la mujer. La policía investiga la llamada y el nexo o parentesco que tendría quien lo efectuó.
Ocurrió en el mediodía del lunes en nuestra ciudad, donde la damnificada de 81 años hizo entrega a un supuesto contador que se apersonó a su domicilio, la suma de 3.000 dólares, 775 euros y 2.000 pesos.
Previo hacer entrega, la octogenaria atendió un llamado telefónico por parte de una mujer quien adujo ser la hija, la cual se encontraba en el banco y necesitaba que le enviara sus ahorros para cambiarlos y un hombre pasaría a buscarlos.
La teatralización fue perfecta y por eso se sospecha de un conocido de la familia.
Luego la mujer se comunicó con su hija verdadera y cayó en cuenta de que había sido víctima de una estafa. Así lo denunció de manera casi inmediata.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora