La jueza de Violencia Familiar y de Género 2, Mónica Naranjo, dispuso proporcionar a A.G. un botón antipánico, ante los hechos de violencia denunciados.

Además, prohibió el acercamiento del agresor en un radio de 300 metros de distancia, prohibición de ejercer actos de violencia física o psicológica y custodia policial fija por el término de 10 días y ambulatoria por otros 15. La consigna ambulatoria debe ser realizada en cada uno de los tres tercios de la comisaría a cargo, y deberá constatarse el estado de la denunciante. Estas medidas fueron dispuestas bajo apercibimiento de desobediencia judicial.

El hecho denunciado el viernes 19 fue atendido inmediatamente por la jueza, quien ordenó las medidas cautelares para proteger a la víctima de posibles nuevas agresiones.

Según refirió la denunciante, hace tres años que estaba en pareja con el agresor. Los hechos se produjeron en Brasil.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora