El martes 1 de noviembre se realizará una nueva intervención quirúrgica reconstructiva de alta complejidad gratuita a un niño de ocho años, que sufre rigidez facial.
Al pequeño se le practicará una microcirugía en la zona maxilofacial para reparar una malformación congénita denominada síndrome de Moebius, que se caracteriza por la carencia de expresión facial debido a la falta o escaso desarrollo de un nervio. Esta patología causa, además de la rigidez facial que se evidencia en la ausencia de la sonrisa, problemas para hablar y alimentarse y dificultad de movimiento en los ojos.
Esta intervención se hará en el marco de un acuerdo de cooperación entre el Ministerio de Salud Pública y la ONG Fundación Reconstruir, que se dedica a realizar cirugías reconstructivas de baja y mediana complejidad en niños y adultos en forma gratuita.
Un equipo de profesionales de la fundación Reconstruir, integrado por cirujanos plásticos y maxilofaciales, extraerá una porción del músculo recto interno de la pierna del niño, con su paquete neurovascular, el que será injertado en la región facial.
Se trata de una cirugía de alta complejidad que demandará aproximadamente seis horas de trabajo. A los seis meses de esta primera intervención se realizará una segunda, y de acuerdo con la evolución podrán requerirse o no nuevas intervenciones. Durante el postoperatorio, que demandará 48 horas, el niño permanecerá internado en el Hospital Público Materno Infantil.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora