La Auditoría General de la Nación (AGN) remitió al Concejo Deliberante de Tartagal la Resolución N´ 168 con la aprobación del informe de auditoría de gestión de transferencias de fondos a la Municipalidad de Tartagal durante los ejercicios 2009, 2010, 2011 y 2012. A consecuencia de la aprobación por parte del órgano nacional de auditoría, el cuerpo deliberativo local remitió a la Oficina Anticorrupción (OA) un pedido para que este organismo nacional informe cuál fue la fuente a la que recurrió cuando semanas atrás hizo público el informe: "irregularidades en la obra pública en Tartagal".
Luis Alberto Hid presidente del Concejo Deliberante local explicó que "el pedido obedece a que si la AGN estuvo en Tartagal con un equipo de profesionales en el año 2014 auditando las cuentas, queremos conocer desde qué ámbito la Oficina Anticorrupción recibió las denuncias sobre las supuestas irregularidades que menciona en la página 67 de su informe; además se consigna textualmente que la OA "formalizará una denuncia contra el intendente de Tartagal Sergio Leavy por presuntas irregularidades con el dinero enviado por el gobierno nacional que estaba destinado a realizar obras públicas a raíz de la tragedia climática (el alud) ocurrida en febrero de 2009".
Hid precisó que "solo con un fin meramente informativo y de conocimiento nuestro también le solicitamos conocer si la misma investigación y denuncias en relación a Tartagal se está llevando adelante en relación a funcionarios nacionales que según artículos periodísticos, han sido acusados por supuestos actos de corrupción. Esta oficina no es de un partido político, es de todos los argentinos por tanto humildemente creemos que debe tener rigurosidad al momento de dar a conocer sus informes", explicó el presidente del cuerpo.

Los 10 millones

Los cuestionamientos de la oficina anticorrupción se habían dado a conocer un par de meses atrás y estaba referido al manejo de los millonarios recursos que llegaron a Tartagal después del alud del 9 de febrero de 2009. Esa mañana el río Tartagal que divide en dos a la ciudad y que atraviesa todo el ejido céntrico desbordó con una maginitud tal que arrancó de cuajo el puente ferroviario ubicado a menos de 10 metros de la principal arteria de acceso a Tartagal, la avenida Packam. Unas 500 viviendas ubicadas en especial en Villa Saavedra y a lo largo del cauce del río quedaron prácticamente destruídas. Dos mujeres que residían en una vivienda ubicada a un costado del río fallecieron trágicamente ya que no pudieron huír a tiempo de la impresionante correntada que arrastró vehículos de una playa de estacionamiento y de varias viviendas cercanas al río.
Luego de ese hecho que dejó media ciudad tapada de lodo, el Ministerio de planificación Federal de la Nación anunció un plan integral para reconstruir la parte más dañada de la ciudad. Fue la única vez que la expresidenta Cristina Fernández vino a Tartagal.
El intendente de Tartagal Sergio Leavy recordó que "después de ese desastre que los tartagalenses nunca vamos a olvidar, la municipalidad de Tartagal recibió la suma de 10 millones de pesos en total. De allí me pidieron que deposite medio millón a favor de la municipalidad de Orán para un programa de investigación científica o algo por el estilo. El primer envío fue de 3 millones de pesos y fue para comenzar a ponernos en marcha después de ese desastre porque habían cientos de familias que se habían quedado sin casa".
Leavy agregó que "cuando pasaron un par de semanas recibí otro envío pero la ciudad se estaba organizando en forma paulatina; no podía ser imputado al alud pero como mi intención no era devolverlo a la nación lo titulamos obras hídricas y con ese fondo pavimentamos la Avenida Dorrego, la última al norte de Tartagal y realizamos todas las obras complementarias antes de colocar el pavimento como agua, cloacas, cordón cuneta".

Las obras después del alud

Luego del alud la entonces ministra de desarrollo social Alicia Kirchner vivió prácticamente un mes en Tartagal para coordinar las obras que la nación habría de ejecutar. Leavy recordó que "vino muchísimo dinero porque se ejecutó el reencausamiento del río Tartagal y se colocaron dos nuevos puentes; se refaccionaron todas las casas dañadas y se construyeron los barrios Bicentenario, Santa María II y Néstor Kirchner. Se hicieron 5.000 nuevas conexiones de gas y se le entregó a cada beneficiario una cocina y un calefón; se construyeron tres CIC, el canal sudeste de 2.000 metros de extensión para evitar inundaciones en los barrios al costado de la ruta nacional 34 y gran cantidad de obras. Pero la municipalidad no administró un centavo de esos fondos". Leavy consideró: "Muy bueno que la Auditoría General de la Nación emita este informe".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora