La indignación recorrió ayer en la mañana los pasillos de la guardia del hospital Juan Domingo Perón, donde horas antes habían ingresado en código rojo dos jóvenes tartagalenses accidentados y abandonados sobre el camino que conduce al santuario de la Virgen de la Peña.
Los heridos ingresaron en estado desesperante, con amputaciones plenas de uno de sus miembros superiores e inferiores, respectivamente.
La gravedad de sus lesiones hizo que en la tarde de ayer se previera su traslado vía aérea hacia esta capital.
Dos jóvenes motociclistas perdieron un brazo y un pierna al ser arrollados por una camioneta VW Amarok, cuyo conductor se dio inmediatamente a la fuga, dejando abandonadas a sus víctimas.
El desaprensivo conductor guiaba una camioneta VW Amarok, de color gris, que ocasionales testigos la vieron huir raudamente del lugar.
Con esos datos, la Policía solicitó ayuda a Gendarmería Nacional para que detenga al conductor del vehículo en cualquier punto de la provincia y poco más tarde el personal de la Brigada de Investigaciones dio con la camioneta en un domicilio de la localidad de Aguaray, donde el propietario la había escondido.
El fiscal actuante ordenó su inmediata detención y el traslado de la camioneta a la sede de la comisaría 42, donde quedó secuestrada.
En tanto, familiares de los dos jóvenes repudiaron enérgicamente la negligencia del conductor y recordaron además otros sonados casos sobre la misma ruta, entre estos, donde perdieron la vida tres personas el año pasado y en el que con la misma impunidad una conductora después de matar a tres personas, entre ellas una niña, huyó sin prestarles ayuda.
En aquella ocasión la conductora recuperó su libertad en pocos días.

El accidente
La mecánica del accidente quedó en manos de los peritos de Criminalística de Tartagal. Sin embargo, trascendió que la camioneta habría embestido de lado, arráncandoles partes del cuerpo a los jóvenes, por la velocidad que llevaba.
Los motociclistas que se domicilian en el paraje tartagalense de Yariguarenda, Fernando Ordóñez (18) y Elio Fernández (30), se encuentran en grave estado, con riesgo de vida. Ordóñez sufrió la amputación de su pierna izquierda y otros traumatismos severos; en tanto, Elio Fernández resultó con el brazo izquierdo amputado, fractura de pierna izquierda y politraumatismo de cráneo grave.
Los motociclistas fueron derivados al servicio de terapia intensiva del hospital Juan Domingo Perón, de Tartagal, en delicadísimo estado de salud.
Trascendió que los jóvénes estuvieron muchos minutos sin atención, tirados sobre la calzada, impidiendo de esa manera cualquier cirugía de reimplante del miembro amputado. El chofer de la camioneta VW Amarok de color gris, dominio MJG 203, huyó del lugar a gran velocidad, pero fue denunciado por ocasionales testigos que con su aporte pudo ser identificado.
En pocas horas la Policía de Tartagal detuvo a Nicolás Romero (38), residente en el barrio YPF y secuestró su camioneta. Romero, quien se dio a la fuga luego del hecho, se encontraba acompañado por Pablo J. Suárez (25).
Posible traslado
la gravedad de las heridas recibidas por los jóvenes hizo prever un posible traslado aéreo de los mismos, si el estado de salud de los jóvenes lo permitía.
Hasta el cierre de esta edición no se supo si se puede realizar la derivación hacia el hospital San Bernardo quedando ambos en terapia intensiva del hospital J. D. Perón.
Otro caso similar
En diciembre del 2013, dos hombres y una nena de 10 años fallecieron en el paraje Yariguarenda al ser atropellados por una mujer que luego se dio a la fuga. El hecho ocurrió pasadas las 5 de la madrugada cuando las víctimas se trasladaban desde Tartagal hacia el paraje Yariguarenda, a 15 kilómetros al norte de la ciudad.
Las víctimas fueron Sebastián Orlando Frías, de 30 años; Agustín Cárdenas, de 32; y Cintia Belén Cárdenas, de 10. En tanto, la conductora de la camioneta, Cintia Carolina Sequeira, recuperó su libertad a los pocos días de la tragedia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...