Tras la reunión de los presidentes de las 14 cámaras de comercio que hay en Salvador Mazza en la Aduana, el corte en el puente internacional de Salvador Mazza finalmente se levantó después de más de 48 horas y luego de mantener en vilo a los vecinos de la frontera.
La situación se destrabó cuando Aduana y Afip accedieron a casi la totalidad de los pedidos de los comerciantes que veían limitadas sus ventas por la cupificación a productos de consumo masivo. Si bien hasta ahora no trascendió el arreglo, se conoció que ahora podrán vender al menos el doble de lo que podían.
El petitorio presentado por los comerciantes especificaba que la demanda en Bolivia supera los siete mil kilos de arroz, los 13 mi kilos de azúcar, los 58 mil de harina, 24 mil de maíz y nueve mil de aceite. Y, mientras les permitían solo la carga de un camión, lo que necesitan es exactamente el doble.
El arreglo se dio tras un día especialmente tenso dado que al corte se había sumado un contrapiquete de camiones por las calles de Salvador Mazza, que mantuvo sitiado al pueblo. Ante esta situación y porque los camioneros no le hacían caso a los efectivos de Tránsito del pueblo fronterizo, el fiscal penal de Tartagal, Armando Cazón, decidió pedir a Infantería que interceda en el conflicto para garantizar la circulación de todos.


¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia